El Salvador femenino de rugby, a por la División de Honor

La plantilla del Salvador femenino se reúne en el primer entrenamiento de cara a la nueva temporada en División de Honor./Alberto Mingueza.
La plantilla del Salvador femenino se reúne en el primer entrenamiento de cara a la nueva temporada en División de Honor. / Alberto Mingueza.

Las de Álvaro Rojo afrontan su debut en la máxima categoría con el objetivo de la permanencia

ENRIQUE IBÁÑEZ HUERTAValladolid

El Salvador femenino vuelve al trabajo en los terrenos de juego del Pepe Rojo. Las 'chamichicas' retoman los entrenamientos para preparar la que será su primera experiencia en la División de Honor de rugby. El equipo vallisoletano debutará en la máxima categoría ante el Olímpico de Pozuelo R.C y con el objetivo puesto en mantener la categoría. «El objetivo de la permanencia es algo fundamental. Pero debemos aprovechar los desafíos que vienen este año», afirmó uno de las capitanas del conjunto chamizo, Trina Moir.

«Todas estamos muy ilusionadas con esta temporada, estamos trabajando mucho y nos ayuda a crecer» afirmó Trina. Unas palabras que corroboró Raquel García, la otra capitana de El Salvador. «Estamos viviendo una pretemporada más física, se nota el salto de liga. El año pasado la gente se podía saltar las horas en el gimnasio, ahora las compañeras están mucho más comprometidas», reconoció Raquel, que aseguró que «el equipo está muy mentalizado. Es cierto que las veteranas estamos acostumbradas a partidos más duros, las que han estado en El Salvador de estos años, que ha sido ganador, las puede costar más».

El Salvador estrena categoría pero no puede dejar que el resto de equipos las vean como el más débil, llega el momento de luchar por hacerse un nombre en la máxima categoría del rugby femenino. «También debemos luchar por consolidarnos. Tenemos que cambiar la mentalidad, ser un poco más competitivas y salir a cada partido a ganar, sin importar quién se tenga delante», afirmó Raquel, que no olvidó la principal característica que debe tener este equipo: «No podemos dejar de ser humildes, somos las novatas, vamos a ir pasito a pasito y según vaya avanzando al temporada ver si podemos soñar con algo más alto». Algo con lo que coincide Trina Moir, que aseguró que «en el rugby es fundamental ir con humildad. Ningún partido está ganado y hay que salir con el objetivo de hacer las cosas bien y luchar».

Pero el equipo está listo para este nuevo reto y ansiosas por comenzar a jugar. «Tenemos que jugar y salir a morir», recalcó Trina Moir.

Fran Carracedo: «Tenemos que subir el nivel defensivo»

Uno de los entrenadores del equipo chamizo esta temporada, Francisco Carracedo, quiso incidir en el arduo camino que ha seguido el equipo para llegar hasta donde está ahora. «Ha costado mucho llegar hasta aquí. Ahora afrontamos una temporada muy ilusionante. Estamos viviendo una pretemporada muy buena, y después de tanto sufrimiento, sacrificio, estamos en División de Honor», afirmó Francisco.

Un equipo, El Salvador, que ha cambiado la mentalidad y ha comenzado a trabajar con más intensidad y dureza. «Se están tomando la categoría mucho más en serio, están trabajando por su cuenta al margen de los entrenamientos programados y se nota», explicó el entrenador que aseguró que esta temporada el equipo va a tener que cambiar sus sistema de juego. «Vamos a tener que subir nuestro nivel defensivo. Este año son equipos muy rápidos, no vamos a poder tener la posesión, va a ser un juego mucho más vertical y nos va a tocar mejorar atrás» analizó Carracedo, pero aseguró que los dos refuerzos del equipo este año darán «esa verticalidad que vamos a demandar».