Rugby

Las obras del quinto campo de Pepe Rojo comienzan en junio

Las obras del quinto campo de Pepe Rojo comienzan en junio

La FMD ampliará también la sala de musculación y habilitará un pequeño espacio multiusos

V. BORDAValladolid

La envidia del rugby español. Esa etiqueta la llevan colgada los campos de Pepe Rojo, una instalación que no tiene parangón en el oval patrio. Y aún lo será más a partir del mes que viene, cuando se comiencen las obras del nuevo campo. No hay quinto malo y Pepe Rojo contará nada menos que con cinco terrenos de juego para cubrir las necesidades de dos canteras y dos equipos de División de Honor, el VRACy El Salvador, punteros en este deporte a nivel nacional. Ninguna infraestructura rugbística tiene capacidad para afrontar con éxito una marabunta de 3.000 niños y niñas como este pasado fin de semana con la celebración en Pepe Rojo de los campeonatos de España de categorías inferiores.

Está previsto que la construcción del quinto campo comience a primeros de junio. Las obras ya están adjudicadas por la Fundación Municipal de Deportes (FMD). Este terreno de juego será de hierba artificial de última generación, superficie adaptada a las exigencias de un deporte como el rugby. «Se trata de un césped de última generación que reúne todos los requisitos, pero que no tiene la homologación internacional de World Rugby, federación que solo tiene homologados los de tres empresas. Sobre todo va a servir como campo de entrenamiento y de competición a las categorías inferiores de ambos clubes», destaca Borja Lara, gerente de la FMD.

El precio de este nuevo campo es de 400.000 euros. Además, la FMD, propietaria de la instalación, tiene previsto pavimentar los vestuarios y adquirir un elevador para que las personas con discapacidad puedan acceder a la grada de Pepe Rojo. Todo esto, incluido el nuevo terreno de juego, significa una inversión total de 465.000 euros.

Pero no acaban ahí las mejoras que se van a acometer en los campos de rugby. También está prevista una ampliación de la sala de musculación (40.000 euros), la remodelación del vallado de campo número 3 (4.000 euros), la adquisición de una máquina cortatepes (5.500 euros) y regeneración de los diferentes campos (20.500 euros). Todas esta partidas suponen 70.000 euros que, sumados a los 465.000 ya mencionados, hacen 535.000 euros pendientes de ejecutar en estos meses. Sin duda, un esfuerzo importante para la instalación deportiva municipal en la que más se ha invertido durante este mandato.

Alberto Bustos, concejal de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes en el Ayuntamiento de Valladolid, indica que la construcción del nuevo campo «viene a dar respuesta al requerimiento de ambos clubes, que nos lo demandaban por el importante crecimiento que han registrado los categorías inferiores de los dos equipos. Hay un punto determinante, la primera Copa del Rey disputada en Zorrilla, que acerca el rugby a personas que no lo conocían y que genera la presencia de un mayor número de chavales en las canteras. Respondemos también un poco a la obligación que tenemos desde la FMD de promocionar el deporte de base. A la vez que se están arreglando campos de fútbol en los barrios o mejorando polideportivos, nos parece que esta instalación puede quedar perfecta con un campo más. Uno se acerca a Pepe Rojo cualquier sábado por la mañana y es tremendo por el número de niños y familias que acuden a esa instalación».

«Va a dar un buen servicio», prosigue el concejal. «Quedará una instalación muy completa».

Borja Lara hace hincapié en que también se va a afrontar «una ampliación de la sala de musculación, una vieja reclamación de los dos equipos, y se va a habilitar un pequeño espacio para usos múltiples».

Esto es lo que se va a afrontar en próximas fechas. Pero Pepe Rojo ha sido sometido a importantes obras y mejoras durante el actual mandato. Nada menos que otros 304.890 euros ha invertido el Ayuntamiento de Valladolid hasta el momento en dar brillo y esplendor a los campos de rugby. En este tiempo, la construcción de la grada del campo 1 ha sido lo más llamativo, con casi 160.000 euros de inversión. Otros 37.064 se han destinado a la urbanización del complejo, 36.162 al vallado de la parcela, más de 26.000 a los drenajes del campo 2, 18.300 a la renovación del sistema del agua caliente sanitaria, 6.830 a la ampliación de la instalación eléctrica, 6.300 a la ampliación de la zona de aparcamiento, 5.800 a la red de saneamiento del vestuario de rugby y atletismo o 4.600 a los campos de iniciación de rugby, entre otras intervenciones de menor calado y coste económico. Con lo ya realizado y con lo que se va a afrontar en esta nueva fase, el Ayuntamiento habrá invertido nada menos 840.000 euros en los campos de Pepe Rojo.

Pero, además esta instalación tiene un coste importante anual de mantenimiento. Hay que recordar que los dos clubes de rugby de la ciudad son los únicos que no pagan por el uso y empleo de estos campos por acuerdos pasados con la Federación Española. A la FMD, durante todo el año 2017, la instalación le generó unos gastos de 425.534 euros y solo unos ingresos de 36.780. Esto supone un importante coste de casi 390.000 euros. «Desde luego, para el rugby de Valladolid el Ayuntamiento es su mejor socio, aparte de subvenciones y otras cosas», subraya Borja Lara.

Alberto Bustos no esconde que «Pepe Rojo es la envidia de todo el rugby español. A nivel de público, cada vez asiste más. Tiene una mayor repercusión mediática este deporte y hay eventos deportivos de primera magnitud». El concejal reconoce que todo es fruto del trabajo «constante con los dos clubes. La única manera de alcanzar todo el potencial que tiene el rugby es con el trabajo en común de los dos equipos».

De momento, una vez que entre en funcionamiento del quinto campo, ese cierto hacinamiento que sufre la instalación con la proliferación de jugadores en las canteras del VRACy El Salvador será menos acuciante.

Intervenciones en Zorrilla y Pisuerga

No solo de Pepe Rojo vive el deporte vallisoletano. El Ayuntamiento, a través de la Fundación Municipal de Deportes, tiene previsto realizar intervenciones en otras infraestructuras deportivas. Valladolid tiene un número importante de instalaciones en las que hay que invertir tanto para mejorar como para mantener en condiciones para el uso y disfrute de los usuarios.

Uno de los que será mejorado es el polideportivo Pisuerga. Hasta el momento, la actual Corporación no había podido afrontar ningún tipo de obra o mejora, ya que estaba cedida al extinto Club Baloncesto Valladolid. Una vez que ha finalizado el proceso de liquidación del que fuera un histórico en la ACB, el Ayuntamiento recupera la instalación y puede actuar sobre la misma. «Ahora ya podemos empezar cosas en Pisuerga. Deseamos mejorar el polideportivo y diferentes espacios con los que cuenta. El campo de fútbol anexo queremos que se convierta en un espacio deportivo abierto. Además, pretendemos realizar mejoras en el gimnasio, las pistas, las canastas y los marcadores», señaló Bustos.

«En las inversiones financieramente sostenibles, que se deben aprobar aproximadamente en un mes, contaremos con una buena cantidad para iniciar esas mejoras en el polideportivo Pisuerga y también en el estadio Zorrilla, con un tema de seguridad», comentó el concejal de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes.

Uno de los proyectos más destacados será la construcción de un polideportivo en el barrio de Delicias, en concreto en lo que hoy es la patio del colegio Allúe Morer. Esta instalación contará con dos pistas polideportivas, una para la práctica de balonmano y fútbol sala, dos transversales para baloncesto, además otra cancha auxiliar también para el balonmano. Está previsto que la nueva instalación se encuentra operativa el próximo año. Estará abierto a las actividades deportivas de ocio y deporte de un barrio con cerca de 42.000 vecinos. El presupuesto previsto es de 2,6 millones de euros.

Además, la FMDtambién realizará obras en zonas como San Pedro Regalado o Ribera de Castilla, donde tiene previsto cubrir una pista polideportiva y dotarla de luz. También hay previstas intervenciones en distintos recintos como el cambio de césped artificial en La Victoria. Además, Parquesol disfrutará de un segundo campo de hierba artificial.

 

Fotos

Vídeos