Los mimbres del éxito futuro

Los más pequeños disfrutan del oval y del césped./Ricardo Otazo
Los más pequeños disfrutan del oval y del césped. / Ricardo Otazo

Los campos de Pepe Rojo acogen este fin de semana a las próximas estrellas del rugby patrio

Ruth Rodero
RUTH RODEROValladolid

La mimbre es una fibra vegetal que sirve para tejer cestos, algo así como un símil natural de las canteras deportivas. Porque la base de un club, esa que está formada por centenares de niños y niñas que con ilusión buscan y sueñan con llegar al primer equipo, es la que teje los triunfos de los que después levantan copas.

A la espera de saber quién lo hará este año en el césped de Pepe Rojo, si queseros o chamizos, lo que a buen seguro ocurrirá es que las mejores canteras de rugbiers se reunirán de nuevo en el Campeonato de España sub-6, sub-8 y sub-10. Hasta Valladolid viajarán 36 clubes desde todos los puntos del país para que 150 equipos disputen esta competición en lo 21 campos habilitados en Pepe Rojo.

Este Campeonato de España no tiene carácter competitivo y sí formativo, es decir, no habrá un campeón de España por cada categoría, todos los equipos jugarán una liguilla en la que los equipos estarán equilibrados a cuanto nivel de juego para que los partidos sean lo más disputados posibles y, así, sirva de aprendizaje para todos.

Iñaki Escudero, coordinador de cantera del VRAC, club que organiza esta competición, explica que «siempre intentamos ordenarlos de manera que no haya partidos que se pierdan o ganen de mucho, porque cuanto más igualado esté más divertido es para todos». No habrá clasificación final, «las medallas y los trofeos son todos iguales», añade Escudero, un trofeo genérico que no indica posición.

Sin embargo, esta fecha está marcada por los niños en el calendario desde hace mucho tiempo, especialmente por los que viajan desde otros puntos del país, como los de Les Abelles, de Valencia. Su entrenador en categoría sub-8, Luis E. Rodríguez, asegura que sus jugadores han contado las horas para llegar a Pucela.

«Para muchos supone la primera oportunidad de viajar fuera de Valencia, conocer un sitio nuevo y compartir durante un fin de semana un deporte que juegan generalmente con los mismos niños de su ciudad. Es una oportunidad muy valiosa para ellos, pueden entablar lazos de amistad y llevan meses preguntando por esta fecha, es el postre de la temporada», explica el entrenador.

El campeonato tendrá además tres fines solidarios. El primero conRed Incola y la venta de pulseras solidarias para el fomento de una beca para niños con riesgo de exclusión social. La segunda junto a las familias que integran 'Down Valladolid' para fomentar el deporte inclusivo, cuatro niños con discapacidad intelectual van a participar en este campeonato, uno de ellos en el VRAC sub-6 y los otros tres en el madrileño San Isidro sub-10 y, la última, con la campaña 'Mójate, bebe agua del grifo, que el plástico no inunde tu día' para fomentar el consumo responsable de agua y reducir plásticos.

Además, el domingo todos los participantes disfrutarán del tercer tiempo. Rugby grande a tamaño pequeño.