Nueva Cita de las chamichicas con el ascenso

El Autoconsa El Salvador quiere hacer bueno el dicho de que a la tercera va la vencida

Carmen Pérez y Fran Carracedo. /R. Jiménez
Carmen Pérez y Fran Carracedo. / R. Jiménez
V. BORDAValladolid

A la tercera va la vencida. Eso es lo que piensan las jugadoras del Autoconsa El Salvador, las conocidas como Chamichicas, que el día 27 de mayo, en tierras extremeñas, pugnarán por tercer año consecutivo por alcanzar la meta del ansiado ascenso a la División de Honor del rugby. Esta vez están seguras de conseguirlo. Todas ellas se han conjurado para obtener una meta que busca el club albinegro desde hace varios años: contar con un equipo femenino en la élite.

Las chicas de Fran Carracedo solo han perdido una vez este año y fue precisamente frente al equipo contra el que se van a enfrentar en la final, el Universitario Rugby Sevilla. Las andaluzas se impusieron a las castellanas en Pepe Rojo por 0-8. Ahora llega el momento de tomarse la revancha y, a la vez, conseguir la meta del ascenso.

El técnico, pese a la derrotas frente las universitarias sevillanas, se muestra confiado en que esta vez serán capaces de ganar. Carracedo (Valladolid, 1981) recuerda que perdieron frente a ellas teniendo opciones de ganar. «Lo tuvimos ahí, pero ese día fallamos mucho en zona de marca», se lamenta.

Carmen Pérez Ruiz (Santander, 1985) es capitana del Autoconsa. Ella no tiene la más mínima duda de que este año toca sí o sí subir a División de Honor. Reconoce la moral que le ha dado al plantel la victoria de semifinales en Gerona frente a uno de los favoritos para el ascenso, el GEiEG. Esta jugadora internacional, jugó con la selección española femenina el último Mundial, afirma que supo que «íbamos a ganar en Gerona desde que comenzó el partido y vi la intensidad con la que salió el equipo».

Pérez destaca que hay en la plantilla «muchas chicas con calidad y con juventud, que tienen una gran proyección en el rugby femenino».

Carracedo, por su parte, confirma la teoría de que «es mucho más difícil subir que mantenerse. Con partidos en División de Honor, las chicas seguro que cogen el ritmo que impera en la categoría, mucho más intenso que al que están ahora acostumbradas. A nivel de contacto, comprobé que mis jugadoras son duras tras lo visto el año pasado en la promoción frente a Hortaleza».

El entrenador de las Chamichicas lo tiene claro: «el objetivo es subir». Después de siete año en Sitges, tres de ellos con el equipo femenino, regresó a su ciudad y su club. «En El Salvador han apostado muy fuerte por el equipo femenino y tienen unas ganas locas de que subamos a División de Honor», comenta.

Fran Carracedo resalta la juventud del plantel, con una media de alrededor de 22 años. Cuenta con 44 fichas. En la plantilla hay dos jugadoras internacionales con la selección de XV, la mencionada Carmen Pérez y Elisa Castro. Castro también lo es con el combinado nacional de Seven, al igual que su compañera Carmen Olías.

Sobre su rival del día 27, el técnico vallisoletano menciona que el Universitario tiene «una delantera dura, con oficio, y una tres cuartos con una apertura que mueve muy bien el balón . Son rápidas, más que nosotras. Pero contamos con mejor delantera. A base de empuje ganamos en Gerona».

«El rugby es mi vida y lo vivo al 100%»

La internacional Carmen Pérez reconoce que juega «donde va mi marido –Andrés Alvarado, pilier chamizo–, que es el profesional del rugby y cobra por jugar a esto. Llevamos dos años en Valladolid y esta es la primera temporada aquí como jugadora. Como fisio, parte de mi trabajo se lo dedico a El Salvador. Saco tiempo cuando puedo para ir al gimnasio y tres veces por semana entreno en campo con mis compañeras. Estoy feliz de vivir este proyecto amateur y sentir el deseo del equipo por subir. Tengo unas ganas locas de ascender. El rugby es mi vida y lo vivo al 100%».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos