Rugby

El Bera Bera se apunta el torneo vallisoletano de las España 7 Series

El campeón, el Bera Bera. /A. Mingueza
El campeón, el Bera Bera. / A. Mingueza

El Salvador finaliza tercero tras un buen campeonato y el VRAC acaba en la sexta posición

Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

Segunda y última jornada del torneo vallisoletano que estrenaba las España 7 Series. Dos días de intenso y espectacular rugby a siete que terminó con el Bera Bera donostiarra en lo más alto. La semana que viene, en tierras valencianas, se disputará la segunda y última serie.

En los cruces previos a los partidos finales, Bera Bera, imbatido en la primera jornada, cumplió con los pronósticos y superó con muchos apuros al SilverStorm El Salvador (19-12). Y es que el conjunto chamizo, entrenado por Álvar Enciso, contaba con unos cuantos jugadores del primer equipo (Ecuaga, Smith, Pelayo Ramos, Escobar, De Aguilera, Pablo Silva y David Barrios). Eso llevó a los albinegros al partido por el tercer y cuarto puesto, frente al otro favorito, el combinado de la Federación Catalana, que contra todo pronóstico perdió el cruce con el Arquitectura y quedó fuera de la final contra los guipuzcoanos. El Chami, con un soberbio Matt Smith, que fue nominado como mejor jugador del torneo, doblegó a la escuadra catalana por 5-10, con ensayos del mismo Smith y Ricardo García.

Victoria guipuzcoana

Al Quesos Entrepinares no le fue tan bien el torneo. Solo ganó en toda la competición el partido de cruces frente al Ordizia (5-12), lo que llevó a pelear por la quinta posición final frente a Ingenieros Industriales. Los de las Rozas no tuvieron mayores problemas para apuntarse el duelo contra los vallisoletanos por 0-12. Y es que los azulones, con un equipo muy joven, plagado de jugadores del filial y con dos históricos como Urullo y Nakayama en sus filas, no brillaron en la especialidad del Seven como el eterno rival.

Por lo que respecta a la final, el Bera Bera dejó patente que tiene una plantilla que sabe jugar y bien esta modalidad olímpica. No padeció muchas complicaciones para superar al Arquitectura, que sufrió el espectacular y veloz juego de los donostiarras. El 5-24 final deja bien a las claras el equipo que ha dominado con rotundidad esta primera serie que han acogido durante el fin de semana los campos de Pepe Rojo.