Rugby

El Autoconsa juega por el ansiado ascenso a la Liga Iberdrola

Imagen del partido de semifinales del Autoconsa./H. Sastre
Imagen del partido de semifinales del Autoconsa. / H. Sastre

Las Chamichicas disputan frente a Les Abelles su cuarta final consecutiva, esta vez en Hortaleza

V. BORDAValladolid

El Autoconsa El Salvador roza el sueño del ascenso. Las Chamichicas están ante una nueva oportunidad de conseguir el ascenso a la Liga Iberdrola, a la máxima competición del rugby femenino. El Salvador quiere ser un club total, contar con equipo masculino y femenino en la élite. Desde que se formó la plantilla, el objetivo ha sido el asalto a la División de Honor femenina. El domingo habrá una nueva oportunidad. Será en la localidad madrileña de Hortaleza, en el campo donde juega el equipo femenino del XV de Hortaleza. El inicio del encuentro está previsto para las 13:00 horas. A la cuarta final toca la vencida.

Las Chamichicas tienen un rival complicado en la final de la División de Honor B: Les Abelles. Las valencianas, al igual que las vallisoletanas, llegan a este partido decisivo invictas. Nadie ha podido con ellas. Ni con unas ni con otras. Solo puede ascender uno, el ganador. El otro deberá esperar a la promoción, donde se enfrentará contra el penúltimo clasificado de esta temporada en la Liga Iberdrola por un puesto en la máxima competición del rugby XV femenino el año próximo.

Álvaro Rojo, uno de los integrantes del cuerpo técnico del conjunto chamizo, señaló la dificultad que presenta el rival del domingo, ganador de la liga valenciana sin conocer la derrota. «Les Abelles se caracteriza por ser un equipo joven, con un buen juego a la mano. Son rápidas y suelen anotar puntos con facilidad. Por ello, preveo que va a ser un partido más que interesante», comentó.

Los anteriores intentos fallidos de conseguir el ascenso pueden ser un arma a favor de las vallisoletanas, que sí saben lo que supone disputar un encuentro de esta trascendencia. «Nuestras jugadoras cuentan con más experiencia y eso se tiene que notar a lo largo de la final. El año pasado nos quedamos a un ensayo de subir a la Liga Iberdrola. Creo que ya nos toca», destacó Rojo.

Apoyo en Madrid

Santiago Toca, presidente de la entidad chamiza, no escondió que estamos ante «uno objetivo muy prioritario para este club. Llevamos ya varias finales como esta, jugándonos el ascenso, y siempre nos hemos quedado a puertas. Es, sin duda, el momento perfecto para conseguirlo, ya que el rugby femenino está despegando».

El presidente del Chami cree firmemente en que en esta ocasión habrá ascenso. Las Chamichicas tienen más experiencia y «cuentan con una confianza mayor que en años anteriores».

El club prepara el desplazamiento de sus aficionados para apoyar a una plantilla que aspira a lograr uno de los ansiados deseos de la entidad albinegra. Si el sueño deja de ser un anhelo y se convierte en una agradable realidad, El Salvador lo festejará con el mismo boato que los títulos del primer equipo masculino. El conde Ansúrez será engalanado con la bufanda blanca y negra para festejar una meta que no se ha cruzado aún, pero que el domingo puede ser atravesada por el primer equipo vallisoletano femenino en la máxima categoría del oval español.

Temas

Rugby