BURGOS

El entrenador de la Arandina pide disculpas y la plantilla le brinda públicamente su apoyo

El entrenador de la Arandina pide disculpas y la plantilla le brinda públicamente su apoyo

El club da por zanjada la polémica con un comunicado y una comparecencia pública de los jugadores

SUSANA GUTIÉRREZARANDA DE DUERO

El entrenador de la Arandina y el propio club se han disculpado, a través de un comunicado, ante los medios y la sociedad arandina, por los insultos proferidos por Javier Álvarez de Los Mozos contra los periodistas. A través de una nota oficial el entrenador afirma «reiterar sus disculpas a los medios de comunicación y hacerlas extensibles a todas aquellas instituciones, entidades, socios, aficionados que hayan podido sentirse ofendidos por los insultos y amenazas vertidos el pasado domingo».

El club mantiene que, de este modo, quiere zanjar de una vez por todas la polémica y seguir trabajando para hacer crecer las categorías inferiores del club y para logar el objetivo de que el primer equipo ascienda a Segunda División B. «Queremos transmitir a nuestra afición, socios, patrocinadores y a todas aquellas personas que forman parte del club, nuestra responsabilidad por ser una institución de referencia en el ámbito deportivo, social y formativo», indican.

Apoyo de los jugadores

La plantilla al completo también ha querido ofrecer su punto de vista respecto a la polémica para mostrar públicamente su apoyo al entrenador, aunque han lamentado «profundamente» los insultos y amenas del pasado domingo «que iban dirigidas a un medio de comunicación en concreto y no a todos en general».

En un comunicado leído por el capitán Carlos Alonso, 'Zazu', la plantilla ha incidido en que «cuando en las ruedas de prensa en vez de hablar del liderato y de los récords alcanzados por el equipo con un duro esfuerzo, las preguntas van dirigidas a noticias extradeportivas, el único objetivo es desestabilizar la buena armonía del vestuario».  En clara referencia al denominado 'caso Arandina', donde tres exjugadores del equipo están procesados por una presunta agresión sexual a una menor, afirman «sufrir un juicio paralelo en el que se ha condenado al pasado y actual equipo». De esta manera, según ha detallado, desde hace meses aguantan «constantes humillaciones y vejaciones en muchos campos de fútbol».

Respecto al entrenador, los jugadores mantienen que ha sido «su respaldo, tanto profesional como personal. Ha sido nuestro escudo, nuestra ayuda y  nos ha mantenido unidos, mejorándonos como profesionales y como personas». Asimismo, explican que «nos duele que su imagen no se corresponda a la realidad diaria que vivimos con él».

Álvarez de los Mozos arremetía, este viernes, en una rueda de prensa contra los periodistas, después de que el fichaje de Rodri Flórez se convirtiera en noticia extradeportiva por su vinculación como testigo en las diligencias del denominado Caso Arandina. Algo que, además, provocó el malestar en el ámbito familiar de la menor que denunció a tres ex futbolistas del club por una presunta agresión sexual. El nuevo fichaje se ubicó en el piso de autos, a escasos metros de la vivienda de la víctima.

«Yo no voy a entrar en vuestro fango. Removeros en la mierda todo lo que queráis, que os encontráis muy cómodos, removiendo los medios de comunicación en el fango y en la mierda para poder comer todos los días un platito de lentejas», afirmó el entrenador aludiendo a los periodistas. Días después, en la rueda de prensa posterior al partido, este domingo, profirió insultos graves y amenazas hacia un periodista. Horas después, en la mañana de este lunes, el estadio del El Montecillo aparecía lleno de pintadas en las que se leían insultos y amenazas hacia el entrenador de la Arandina C.F.