Dos segovianos, padre e hijo, participarán en el Dakar

Joel y José Luis Álvarez posan junto al vehículo con el que participarán en el Dakar./P. K.
Joel y José Luis Álvarez posan junto al vehículo con el que participarán en el Dakar. / P. K.

José Luis, conocido como JL, y Joel Álvarez tomarán parte en la competición en la categoría de buggis ligeros

El Norte
EL NORTESegovia

Dicen que los pilotos del Dakar están hechos de otra pasta; que tienen una energía, una fuerza moral fuera de lo común para superar los obstáculos más imprevistos y los duros y complicados momentos que ponen a prueba el aspecto físico y mental en la que está considerada como la prueba más dura del mundo del motor.

Pero algo tendrá de especial que enamora, que engancha, que atrae como un imán, que apasiona, como le sucede a José Luis Álvarez (más conocido como JL). Es difícil decir que no a ese gusanillo. El piloto segoviano residente en San Rafael se prepara para vivir otra edición. «Ya sabemos que va a ser duro, pero seguro que también será atractivo, especial y muy interesante. Así es el Dakar», apuntó el piloto.

Álvarez es el fiel reflejo de ese espíritu aventurero; ya tiene experiencia; cuenta ya con ocho participaciones en este rally, siendo la más importante la del año 2003. Acabó en la segunda posición en la categoría de quads y fue el primer español en acabarlo en toda la historia..

Ahora se ha decidido por una nueva modalidad, la de los buggies ligeros, denominados side by side; vehículos muy espectaculares, con un peso de 800 kilos y caso 200 caballos de potencia. Pilotará él mismo, en compañía de su hijo, Joel Álvarez, turnándose ambos en el pilotaje. Un vehículo preparado por ellos mismos, con el apoyo técnico de sus patrocinadores principales, Herranz & Ayra. dos grandes empresas hermanadas para dar eso colorido al equipo.

Tanto José Luis Álvarez como su hijo llevan ya muchos años compitiendo en quads, motos acuáticas, motos de enduro y ahora ha comenzado en el mundo de los coches, con este espectacular buggy. Tienen en su haber muchos podios en carreras de estas especialidades, así como sendos campeonatos provinciales y de España.

El pasado viernes día 23 embarcaron su vehículo junto con el resto de los europeos en el puerto de Le Havre (Francia), para navegar durante casi un mes entero hasta Lima (Perú), donde se realizará en su totalidad el rally Dakar en este año.

Este proyecto, económicamente es muy costoso y ha sido posible gracias al apoyo de dos grandes empresas (Herranz & Ayra), que son los patrocinadores principales, sin olvidar la Diputación de Segovia, que también estará presente con la marca Alimentos de Segovia, GLS de El Espinar y Finca La Casona de San Rafael, además de varios patrocinadores técnicos.