MotoGP

Marc Márquez: «No pienso en la distancia que llevo»

Marc Márquez celebra la victoria. /Reuters
Marc Márquez celebra la victoria. / Reuters

El piloto español volvió a ganar en Alemania, donde lo ha hecho en las nueve últimas ocasiones que ha corrido

BORJA GONZÁLEZCircuito de Sachsenring (Alemania)

Pese a que durante el fin de semana pareciese que la tónica en MotoGP iba a ser la igualdad, lo cierto es que el domingo se cumplió con el pronóstico pre gran premio: victoria de Marc Márquez, la novena consecutiva en Sachsenring.

PREGUNTA: Pole-victoria, pole-victoria, pole-victoria y así hasta nueve veces es como se resume su trayectoria en Alemania en sus últimas nueve carreras...

RESPUESTA: Estoy contento, pero cada año hay más presión, como cuando te paran el jueves y te preguntan por cuánto va a ser la victoria. Esto no gusta, porque es una presión extra, pero también tenemos la experiencia para administrarla bien.

P.: ¿Cómo ha sido la carrera?

R.: Me he sentido cómodo y esto ha sido lo mejor. Lo único ha sido la salida, porque me esperaba que pasara Lorenzo, pero no Petrucci. Ahí me he descolocado un poco, pero he podido reaccionar.

P.: ¿Por qué ha pasado a Lorenzo en la curva de entrada a meta y no en otros puntos a priori más fáciles?

R.: Son más fáciles otros, pero es que Lorenzo y la Ducati son muy difíciles de adelantar. O lo hacía allí o no tenía más sitio. A final de recta llegaba lejos, porque la Ducati corre muchísimo y en el tobogán no me encontraba. Si cometes un error en la curva 8 te vas a la grava. Un error en la curva de meta tenía solución frenando la moto.

P.: Cuente la celebración.

R.: Ha sido bonita porque me ha salido todo rodado. He ido al público, la valla era pequeñita, salto, me meto con la gente, hago mi show por ahí gritando y saltando. Había gente con todo tipo de gorras. (Risas). Y me he dicho: «A ver cómo salimos de aquí». Y cuando he ido hacia la moto, había un bandera con el 26 en el gorro (el de Pedrosa), lo he cogido y lo he enseñado al público. Me ha salido así porque Dani ha sido el protagonista del fin de semana.

P.: ¿Tenía previsto mezclarse con el público?

R.: Ni de coña. He visto en las otras categorías que en el final de recta paraban y encendían unos cohetes o tracas y a mí me ha dicho el tío: «Por favor, empuja para que volvamos a este circuito y el año que viene te traigo unos cohetes de verdad». (Risas).

P.: Bradl se va a ahora a probar con la Honda. ¿No cree que están abusando?

R.: (Sonríe). Mirad dónde están las otras. Esto no es fácil. Sí que hubo una parte de la temporada en la que Honda parecía imbatible y de golpe ahora las Yamaha y las Ducati van rápido en todos los circuitos y de todas las maneras. Tenemos que seguir trabajando y Honda ha dado un gran paso teniendo un probador como Bradl, con un equipo de pruebas como el que se merece la fábrica.

P.: Su Honda es la única que está ahí.

R.: Pero yo sé que sin mi equipo y sin mi moto no ganaría. Esto es un compromiso y quizá me das otra moto y puedo ganar igual, mejor o peor, pero sé que con lo que tenemos se puede ganar buscando el cien por cien. Para mi estilo de pilotaje se adapta bien, pero tenemos que seguir trabajando y esto no es un trabajo individual sino de equipo. Cuando haya otras Honda delante estaré más tranquilo, pero seguimos sumando victorias, que es lo más importante.

P.: ¿Cómo gestiona la gran ventaja que lleva en la general? Tiene guasa que sean justo 46 puntos sobre Rossi.

R.: (Se ríe). Tiene guasa, pero poca guasa porque quedan diez carreras, lo que es mucho, la mitad. Habrá que salir a Brno con el contador a cero. No pienso en la distancia que llevo. Si la cosa se pone complicada, como en Montmeló, pienso en hacer segundo. He tenido caídas y hay que trabajar en la regularidad, pero gestión nada. Corazón y 'palante' y, de vez en cuando, cabeza.

P.: Me ha dicho su hermano Álex después de la carrera que se queda seguro en Moto2, lo que está por ver es en qué equipo. ¿Le ha costado mucho convencerle?

R.: Hoy mi hermano ha tenido una carrera difícil, porque ayer tuvo un golpe fuerte. Hay pilotos que los golpes los aceptan más o menos, pero le afectó y le costaba respirar un poco. Es lo que dije ayer. Tiene 22 años y no tenemos que subir todos porque uno lo haya hecho con 20, 21 o 22. Cada uno tiene sus etapas y se tienen que quemar bien. La vida del piloto es corta y hay que aprovecharla, pero la tienes que alargar los máximos años posibles. Si no, muchos de ellos se encuentran con 27 ó 28 que no tienen sitio y ahí sí que es difícil bajar. No es lo mismo venir un domingo con opciones de ganar que hacerlo pensando en un top ten. Cuando tienes la motivación de poder ganar un campeonato te forma como piloto y como persona.

P.: La pregunta es si le ha costado mucho convencerle de que se quede en Moto2 en lugar de subir a MotoGP.

R.: Me ha costado convencerle. Hombre, yo era el primero que si hubiera tenido una buena oportunidad o una cosa sólida en MotoGP, le hubiera dicho que a MotoGP, porque lo veo ya preparado mentalmente. Pero había dudas y le dije: «Tú, que nos quedamos, porque somos una familia, un grupo». Si él se queda, me quedo yo con él, porque entrenamos juntos y le intento asesorar lo mejor que puedo. Lo mejor es él estaba convencido de que lo queda de año y el que viene puede ser su momento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos