GP de Malasia | MotoGP

Marc Márquez: «Hoy he pilotado de corazón»

El piloto español Marc Marquez, exultante después de ganar en Sepang (Malasia)./Reuters
El piloto español Marc Marquez, exultante después de ganar en Sepang (Malasia). / Reuters

El piloto español confiesa que estaba «extramotivado» en Sepang (Malasia), donde ha vuelto a alzarse con la victoria

BORJA GONZÁLEZSepang (Malasia)

«Extramotivado», así definía su estado Marc Márquez antes de la carrera, una de esas en las que pudo disfrutar y no pensar demasiado. El campeón del mundo logró su novena victoria del año, cerró el Mundial de constructores para Honda y dejó casi sentenciado el de escuderías.

-La novena de la temporada. ¿Sabe mejor que otras aunque no haya nada en juego por cómo ha sido?

Sabe bien. Había muchas extramotivaciones durante la carrera y por eso he pilotado de corazón. Hoy no he pilotado de cabeza. Cuando he empezado no me sentía del todo preparado. Bueno, antes de empezar sí, pero ya he visto que algo pasaba, y sobre todo el tema de forzar tanto los neumáticos para remontar me ha penalizado toda la carrera. He sobrecalentado los neumáticos, y ahí ya es imposible, tendrías que parar a box y volver a salir, pero no se podía hacer esto, así que he aflojado el ritmo e intentado apretar al final. Y cuando he vuelto a hacerlo he vuelto a coger algo de confianza, el ver que vas recortando décima a décima te hace crecerte, incluso ir más rápido, y al otro, lógicamente, le entran las dudas. Hubiese ido justo llegar, pero ha cometido el error.

-¿Cree que la caída de Rossi ha sido por presión?

Hombre, claro, si vas primero con cuatro segundos de ventaja no te caes. Vas pilotando diferente. Pero cuando vas primero, ves que tenías un segundo y medio, ves que baja a 0.6 y quedan cuatro o cinco vueltas, esto hace que saques un poco más. Se ha ido un poco largo y toda décima contaba, ha querido volver rápido y al volver rápido se ha ido de delante, y en ese momento me he relajado porque, quieras o no, era una carrera similar a la de Motegi con Dovizioso, en la que los dos íbamos con el gancho.

-¿Ha dicho extramotivación, por qué?

Hago como Dovi ayer, 'lo dejo aquí, lo dejo aquí'… (Risas) No, honestamente: salía séptimo por la penalización; no había ganado nunca desde la tercera línea; Sepang es un circuito que me cuesta, no ganaba desde 2014, así que tenía ganas de ganar; y estábamos ahí en una carrera en la que no ha habido adelantamientos pero era la novena, y con Valentino. No hay más. Sí, tenía ganas de ganar. Cuando he visto la situación he apretado. Y, a parte, no tenía nada en juego, el ser campeón te da esa extra confianza. Si me hubiese jugado el campeonato mi sitio era tercero o cuarto.

-Comenta que ha sido un poco como en Motegi: allí se cayó Dovizioso, ahora Rossi. ¿Les está asfixiando a presión?

Bah, no quiero decir eso porque en esas situaciones puede caer cualquiera de los dos, es a ver quién falla antes, como en una última curva en una última vuelta, que es a ver quién frena más tarde, aquí cuando se dan estas carreras es a ver quién falla antes. Y cuando se rueda con las gomas que llevábamos en 2.00 alto, 01 pelado, con la temperatura que había, se iba muy rápido. Y cuando se va tan rápido y ves que los otros se van quedando mucho hay el riesgo. Iba cansado, afectaba todo, los neumáticos, el cansancio, y también el tema de no perder ni una décima.

-Ha dicho 'una carrera de corazón más que de cabeza'. ¿Le apetecen más esas carreras?

Podía permitirme el lujo de hacer una carrera de corazón porque no tenía nada en juego yo, sí que Honda tenía el Mundial de constructores y de equipos, pero yo no. Tampoco vas con los ojos cerrados, intentas gestionarlo, como he hecho cuando se ha ido un poco. Pero me han penalizado bastante esta vez las primeras vueltas. El salir el séptimo, apretar tanto porque se iban. Lo tenía claro: Valentino ha salido como un disparo y a apretar, porque sabía que Viñales y yo salíamos atrás, que éramos los dos más peligrosos, y es lo que ha hecho. Casi le funciona la estrategia, pero lo hemos salvado.

-Dando por hecho que hubiera cogido a Rossi, ¿cómo se habría planteado con él una batalla de última vuelta?

Si le hubiese cogido… No me sentía del todo preparado como en otras carreras, porque hubiésemos llegado muy justos los dos de neumáticos. Las Yamaha aceleraban mucho, no sé por qué, y esto hace que el cuerpo a cuerpo sea más difícil. Pero habría sido un cuerpo a cuerpo muy difícil, de última curva, de a ver quién frena más tarde y quién mete la moto. Como han sido los de Dovizioso.

-¿Y qué puede decir sobre el título de Martín?

Tanto Martín como Pecco son los dos merecidos campeones, y hoy son los protagonistas. Creo que han hecho un gran campeonato. Y sobre todo Martín. Lo dije cuando me preguntaban: tenía más velocidad. Y Pecco ha hecho el año perfecto. Si le tengo que decir algo a mi hermano para el año que viene sería 'mira a Pecco, e intenta hacer lo mismo'. Lo ha hecho perfecto y lo ha gestionado todo muy bien.

Más información

 

Fotos

Vídeos