GP de la República Checa

Aumenta la tensión en el box de Viñales en un día dominado por Dovizioso

Maverick Viñales, en rueda de prensa. /Michal Cizek (Afp)
Maverick Viñales, en rueda de prensa. / Michal Cizek (Afp)

Márquez se mete en la primera línea de MotoGP junto a Rossi en Brno, en una jornada sin 'poles' españolas

BORJA GONZÁLEZCIRCUITO DE BRNO

Sábado de pelea por las 'poles' en Brno, en un día que terminó como el primero de 2018 sin un español liderando una parrilla de salida, y sábado también de estallido en el box Yamaha oficial, en el lado de Maverick Viñales. El piloto español no escondía desde hacía un tiempo su deseo de cambiar cosas en su lado del garaje, y esas cosas han terminado teniendo nombres y apellidos. Por dos frentes: su jefe de mecánicos, el prestigioso Ramón Forcada, y uno de sus principales mecánicos, Javier Ullate, uno de los que cuenta con un currículo más brillante en la parrilla de MotoGP.

El que Viñales no escondiese este viernes que esto va a ser así (Esteban García, con el que ganó el Mundial de Moto3, y actual técnico de Bradley Smith, es el hombre elegido para sustituir a Forcada) generó un número con varios actos en el circuito checo. El de Roses (Girona) no logró meterse entre los diez mejores que pasan directos a la Q2; nada más bajarse de la moto entró aplaudiendo irónicamente por el 'fracaso', algo que a posteriori justificó como un 'auto aplauso' por un error propio.

Lo dijo en una rueda de prensa en la que Yamaha no permitió hacer preguntas sobre el que terminó siendo el tema del día en el paddock: unas declaraciones de Forcada a Movistar MotoGP dando su punto de vista acerca de la decisión de Viñales, en las que apuntaba no haber tenido ninguna conversación con este al respecto, ni haber recibido ninguna queja, añadiendo, además, que su intención es la de seguir trabajando al máximo hasta el final, aunque ese final llegase antes de que termine el curso.

La dirección de Yamaha, en la persona de Lin Jarvis y con el jefe de comunicación presente, aleccionó al piloto antes de su rueda de prensa, y mientras este hablaba era Forcada el que esperaba su turno para recibir la charla para calmar una tormenta que ha estallado con medio Mundial por disputar, en la casa del tercero de la general, y uno de los pesos pesados de la clase reina. «Es un poco triste la situación por Ramón, las carreras son su pasión y espero que, en caso de no seguir en Yamaha, encuentre un equipo», opinó Jorge Lorenzo, que ganó junto a Forcada tres títulos de MotoGP. «Es un técnico con mucha experiencia y muy bueno, con mucho conocimiento a nivel de suspensiones y a nivel general. Es cierto también que tiene su carácter, un carácter fuerte, y especialmente en momentos difíciles es complicado gestionar esa relación. Quizás tampoco Maverick sea la persona con el carácter más plano. Tendrán sus discusiones como las tuve yo con él. Pasé nueve años con Ramón y Maverick parece que estará bastante menos».

En medio de todo esto, Viñales terminó clasificándose duodécimo, sin entrar a priori en el grupo de favoritos para la carrera del domingo, una prueba con dudas climatológicas, una vez que las previsiones dan posibilidades de agua durante toda la mañana en Brno.

Ritmo

En ese pelotón sí que está Lorenzo, al igual que pilotos como Iannone (octavo), Petrucci (sexto) o Rossi, que saldrá segundo, aunque con algunas dudas sobre su ritmo. «Esta mañana he probado el neumático duro nuevo detrás, y se va constantemente despacio…», ironizó el italiano. «Veremos, veremos, pero tenemos que trabajar porque en lo que a ritmo se refiere no estamos al nivel de la Honda y la Ducati, sobre todo de la Honda con Márquez y de la Ducati con Dovizioso, pero la Ducati también va muy fuerte con Lorenzo y con Petrux (Petrucci) incluso en ritmo, y también la Honda con Pedrosa y Crutchlow está fuerte».

Y es que son Márquez y Dovizioso los que mostraron una mejor preparación para la carrera, algo que ya se había intuido el viernes pese a que ninguno de los dos terminó en lo más alto de la clasificación de tiempos. «Es el que tiene más ritmo, ya lo dije ayer (por el viernes), es un poco el tapado y a la hora de la verdad ha salido», apuntó Márquez sobre el italiano, un poco también para poner la pelota en su tejado de cara al domingo. «Así que para mañana él sigue siendo el piloto referencia, y luego estaremos ahí tres o cuatro pilotos más: yo, Jorge, Valentino, Iannone, que lucharemos por el podio. Pero de entrada no descarto la victoria tampoco».

«No está claro para nadie», explicó por su parte Dovizioso, que no lograba una 'pole' desde finales de 2016. «Si miras nuestros ritmos nosotros llevábamos una goma usada por la mañana y las suyas eran nuevas. La diferencia era de un segundo, pero decir cuánta de esa diferencia está en los neumáticos es algo que no sabemos ni él ni yo», señaló, a la vez que volvía a apuntar a los mismos nombres como posibles protagonistas de una carrera en un fin de semana marcado por las altas temperaturas y tras el que habrá que entender si alguien es capaz de parar a Márquez en esta temporada. «Soy consciente y realista de que no seré, ni voy a ser, ni pretendo ser, el más rápido en todos los entrenos y en todas las carreras», concluyó el líder de la general, intentando poner el foco en sus rivales.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos