Automovilismo

McLaren, entre China con Sainz y Estados Unidos con Alonso

Fernando Alonso. /Thomas J. Russo-USA TODAY Sports
Fernando Alonso. / Thomas J. Russo-USA TODAY Sports

El equipo de Woking está en plena preparación de las 500 Millas de Indianápolis paralelamente a sus esfuerzos en seguir subiendo en F1

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMADRID

Mientras la Fórmula 1 celebrará su carrera 1.000 en China, los teléfonos de los responsables de McLaren están que echan humo. Especialmente el de Zak Brown, CEO del grupo y máximo valedor de la aventura del equipo en las 500 Millas de Indianápolis.

El estadounidense se tomó como un proyecto personal la segunda disputa de Fernando Alonso de la cita que le falta para la conquista de la triple corona. Por eso, le garantizó todos los recursos que pueda para las pruebas, test y por supuesto para el día de la carrera. Esto implica dividir fuerzas, sabiendo que la Fórmula 1 es su prioridad. Después de una semana en la que Alonso probó en Texas por primera vez el McLaren con motor Chevrolet que llevará en el 'brickyard', llegó en China la peor clasificación de 2019, con Carlos Sainz y Lando Norris fuera de la Q3 y con dudas para la carrera.

El próximo mes es determinante para McLaren. La presumible evolución técnica que llevarán a España dentro de dos grandes premios coincidirá con la recta final de la preparación de Indianápolis. La mejoría en Fórmula 1 se medirá tanto en cuanto el proyecto de la Indy no les arrebate titulares (en lo bueno, sobre todo) y recursos. Las comparaciones son odiosas, pero en este caso un mal resultado allí también pondrá muy en entredicho la labor de Brown.

Más información