Rally

Carranza celebra su éxito en el Dakar

Roberto Carranza y Juan Carlos Fernández muerden la medalla lograda como finalistas del Dakar. /El Norte
Roberto Carranza y Juan Carlos Fernández muerden la medalla lograda como finalistas del Dakar. / El Norte

El piloto vallisoletano consiguió acabar el rally como sexto mejor debutante en su categoría SxS

EL NORTEValladolid

El buen comportamiento general del 'buggy' Can Am Maverick, la dilatada experiencia en conducción por dunas y arena, y el temple demostrado etapa a etapa, han sido los componentes que han impulsado a Roberto Carranza y Juan Carlos Fernández hasta la meta final en Lima.

Pese a disputarse únicamente en territorio peruano, se anunciaba un Dakar especialmente duro y se ha demostrado como uno de los más complicados y exigentes de los últimos años. Los casi 3000 kilómetros cronometrados de los más de 5.600 de recorrido total, con un 70% del rally sobre arena y dunas han convertido al Dakar 2019 en toda una odisea que ha dejado por el camino a muchos de los favoritos ya que apenas poco más del 50% de los vehículos que iniciaron el Dakar el pasado 6 de enero ha podido llegar a la meta de Lima diez etapas después.

El equipo vallisoletano Promyges Rally Team aceptó el reto y Carranza y Fernández, que se proclamaron Campeones de España de Rallyes Todo Terreno CERTT en T1-N en 2018, dieron el salto de calidad y nivel para acudir a este Rally Dakar en busca de experiencia, kilómetros y aventura.

Tomaron la salida el 6 de enero en Lima, con un Can-Am Maverick en la categoría SxS. Esta era la primera carrera que disputaban con este vehículo tras unos breves test en las diferentes dunas de Marruecos, si bien ambos pilotos ya tenían a sus espaldas una dilatada experiencia precisamente en la conducción y navegación por las complicadas y traicioneras dunas de arena

Las etapas fueron pasando con mucho esfuerzo y con infinidad de averías. Se desconoce exactamente cuántas correas se habrán cambiado, -perdieron la cuenta en la correa número 20-, así como el número de pinchazos o cambios de presión en los neumáticos, pero la coletilla «Esto es el Dakar», acababa con cualquier muestra de desánimo o contradicción. Tras estrechos forcejeos con el espíritu del rally que, sin duda, les ha puesto a prueba desde la primera etapa teniendo, en ocasiones, que resolver y reparar por sus medios.

El piloto vallisoletano comentó que habían hecho «un buen trabajo los dos, hemos disfrutado, ha habido buen ambiente en el coche… Ha sido duro, muy duro… pero estamos muy contentos por todo el apoyo recibido y por haber llegado hasta aquí».

«Nos lo hemos pasado bien, estamos muy satisfechos y desde aquí agradecemos el trabajo de todo el equipo Fn Speed Team, al apoyo de nuestros patrocinadores y sobre todo, a todos los que nos han seguido y han sido partícipes de nuestra aventura», expresa muy satisfecho Juan Carlos Fernández, navegante del equipo.

El Promyges Rally Team marcó un ritmo cercano al top ten de la categoría SxS en muchas etapas, aunque alguna avería o el buen criterio de conservar la mecánica, llegaban a caer algunos puestos en la clasificación. No importaba, llegar a Lima ya era una victoria. Etapas maratonianas y noches sin dormir harían desfallecer a más de uno, pero la tenacidad de la pareja conseguía ponerles cada día o cada noche en el vivac pensando en la etapa siguiente.

Pero el Dakar es el Dakar del primer al último día. En la penúltima etapa, un susto muy importante provocado con el atasco del Maverick en un lago de fesh-fesh, les hizo emplear una hora larga de esfuerzo e incertidumbre hasta que lograron salir con éxito de esa pesadilla.

López Cotardo, ganador de la categoría SxS, empleó casi 34 horas en completar el Dakar. Carranza y Fernández han tardado 54 horas. 22 horas más que, traducido en tiempo de carrera, equivaldría a realizar más de 2 etapas. Solo así se entienden las lágrimas y la emoción al cruzar la línea de meta de la última etapa de este Dakar.

En el Dakar solo uno cruza la meta en primer lugar, pero todos los que logran terminar son ganadores. Fundidos en un largo abrazo Roberto Carranza y Juan Carlos Fernández se felicitan por el objetivo conseguido en el mismo punto de meta entre medios televisívos y pilotos, entre ellos Lucas Cruz, el copiloto de Mini, que se suma a las felicitaciones del equipo.

«Se nos caen las lágrimas a los dos... La verdad, hacía tiempo que no lloraba, pero creo que merece la pena la emoción de terminar el Dakar. Con la edad que tenemos y el esfuerzo que nos ha costado… Creo que hemos hecho una buena carrera y estoy tremendamente agradecido a todo el mundo por empujarnos hasta aquí» declaró muy emocionado Roberto Carranza a los periodistas de TVE igual que Juan Carlos Fernández que confiesa también afectado por el emotivo momento. «La verdad es que era un sueño, lo hemos cumplido, y no solo hemos corrido el Dakar si no que hemos logrado terminarlo, algo importantísimo para nosotros. Es el culmen que venimos persiguiendo desde hace años y al final lo hemos conseguido».

¿Números?, podemos hablar de cifras, nada malas por cierto. Sexto mejor debutante en su categoría, octavo mejor español clasificado en coches por delante de otras mecánicas mucho más potentes. Un debut excelente, Carranza es el primer vallisoletano en terminar un Dakar. Para todo el equipo de Promyges Rally Team es un hecho histórico debutar y terminar el rally más duro del mundo… Por tanto y por todo esto, un renglón más de una historia que se empezó a escribir hace tres años y que esperamos que tenga muchas más páginas.

Temas

Dakar, Lima