Motor

Alonso, ante sus primeros test en Le Mans: «Aún puedo mejorar»

Fernando Alonso antes de iniciar las Seis Horas de Spa/EFE
Fernando Alonso antes de iniciar las Seis Horas de Spa / EFE

Este domingo se celebran las primeras pruebas obligatorias, donde todos los equipos afinan la puesta a punto para la disputa de las 24 horas

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

La actividad en el circuito Bugatti ya es frenética, y eso que faltan dos semanas para que se dispute la carrera más grande del mundo. Este sábado, todos los participantes de la octogésimo sexta edición de las 24 horas de Le Mans se hicieron las preceptivas fotos y cumplimentaron las obligatorias verificaciones administrativas, como prólogo para los test que se van a disputar este domingo.

El piloto que más flashes se llevó fue, como ocurrió en el circuito de Spa, Fernando Alonso. Para el asturiano, la cita de este domingo es muy especial, ya que va a ser su primera vez en el circuito donde quiere convertirse en leyenda mundial del automovilismo. Como un infante antes de la mañana de Reyes, el asturiano compareció ante los medios de comunicación en el gran motorhome que el equipo Toyota Gazoo Racing va a convertir en su cuartel general durante las próximas dos semanas.

«Claro que estoy preparado. Obviamente, estoy emocionado de estar aquí y deseando saltar al coche para probar la pista. Hicimos una vuelta al circuito en bici, y el simulador es muy distinto, porque no notas las cuestas y eso no se nota en el simulador. Será muy interesante en el coche. Ya di una vuelta aquí con un Ferrari antiguo en 2015, cuando di la salida, y fue una vuelta difícil porque no me sabía el circuito. Pero no me acuerdo mucho. Los primeros dos minutos estas en una recta larga, sin gradas ni nada y ya dudas si estás en la pista o en una escapatoria o qué (risas). Espero que mañana tenga una mejor experiencia, que me aprenda más la pista y que me divierta más», decía un Alonso, que no ve el momento de subirse al TS050.

Para preparar la cita de Le Mans, Alonso no sólo ha dedicado muchas horas en el simulador del equipo en la sede de Colonia (Alemania). También ha echado muchas horas delante del ordenador, estudiando datos y viendo imágenes de carreras pasadas. Hasta tal punto ha llegado su obsesión por llegar a tope a la cita del 16 de junio, que pidió al equipo que le diesen todas las grabaciones 'on board' que estuvieran disponibles, para estudiarlas a fondo. En total, llegaron a acumular 16 horas de grabación, que Alonso ha visto con fruición, además de otros datos que le han servido para llegar con ganas a una de las mayores citas de su vida.

Pero todos estos ensayos, todas las horas de simulación, no valen de nada si eso no se lleva a la pista. Por eso, los test de este domingo son fundamentales. Alonso no conoce el circuito de Le Mans, porque nunca ha competido aquí bajo este formato. Su labor será la de acumular vueltas, aprenderse el circuito y obtener los automatismos necesarios para que en la carrera esté a tope. «Lo más emocionante para mi pilotar es en la zona de las curvas Porsche o quizá la zona de Indianápolis. Las curvas 15, 16 o 17 parecen muy chulas en el simulador, pero necesito experimentarlas en el coche. Mañana será un test muy largo con el coche, con diferentes sistemas que tenemos que encontrar respuestas antes de la carrera, especialmente en mi caso. Mi sesión será sólo acumular vueltas y aprenderme el circuito, y mis compañeros tendrán que hacer el trabajo de 'set up' porque ellos están más acostumbrados a la velocidad. Es un trabajo de equipo mañana. Siento no poder probar más cosas importantes, pero no podré completarlo, pero para eso somos un equipo», presumía un Alonso que nota cómo, a diferencia de en la Fórmula 1, en el WEC se dividen mejor las funciones de cada miembro de la escudería.

Los test no le servirán sólo para aprenderse el circuito, sino también para maximizar sus propias capacidades al volante del TS050. Alonso admite que tiene margen para estar en igualdad con respecto a Buemi y Nakajima, mucho más experimentados. «Aún puedo mejorar en rendimiento puro, porque el coche aún tiene cosas que puedo descubrir y nuevas formas de conducir para sacar lo máximo. Sobre la carrera, la integración en el equipo, los procedimientos, la estrategia, los pitstops...», enumera un Alonso que se siente «muy contento por cómo van las cosas». «Estamos cerca de la perfección en algunas cosas como equipo», presume.

En la carrera de Le Mans se vivirá un momento muy español. Y es que además de la presencia de Alonso, Antonio García y Miguel Molina, que compiten en las categorías de GTEPro y GTEAm respectivamente, el banderazo de salida lo dará una auténtica leyenda del deporte nacional: Rafa Nadal. El tenista mallorquín, que estos días está disputando Roland Garros, va a estirar su presencia en Francia para ondear la bandera en el circuito de La Sarthe. «Rafa, para todos nosotros, para los españoles, es alguien especial y una referencia. Estamos muy orgullosos de tenerle aquí como un embajador de España», dijo Alonso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos