El poder de Castilla y León sobre el tartán

Mundial en pista cubierta

La soriana Marta Pérez, el salmantino Álvaro de Arriba, el berciano Saúl Ordóñez y el palentino Óscar Husillos comienzan a competir

Husillos durante el entrenamiento en la pista de Birmingham/A. P.
Husillos durante el entrenamiento en la pista de Birmingham / A. P.
ALBERTO POZASEnviado especial a Birmingham

El mundial indoor de atletismo que se celebra estos días en Birmingham tiene aroma castellanoleonés. La soriana Marta Pérez (1.500 metros), el salmantino Álvaro de Arriba, el berciano Saúl Ordóñez (800) y el palentino Óscar Husillos (400) arrancan este viernes su participación en su mejor momento de forma y con un objetivo claro: estar en sus respectivas finales y hacer historia en una competición tradicionalmente ingrata para el atletismo español.

Cuatro promesas del deporte nacional que este fin de semana buscarán sumar sus nombres a los de Manolo Martínez, Fermín Cacho o Juan Carlos Higuero, entre otros, como medallistas internacionales de la región en estos campeonatos. El más señalado es, sin duda, Álvaro de Arriba: el ochocentista de La Fuente de San Esteban llega a Birmingham con la tercera mejor marca de los participantes, el récord de España al alcance de la mano y ganas de demostrar que sus límites todavía están muy lejos. «Llego con mucha confianza y físicamente genial, muy concentrado de cabeza, con muchas ganas», afirma el discípulo de Juan Carlos Fuentes, añadiendo que «el objetivo es la final, si no paso a la final me quedaría insatisfecho, hay bastantes posibilidades, aunque en la pista es donde hay que hablar y demostrarlo».

Su serie clasificatoria será la más complicada: tendrá que verse las caras con el cinco veces campeón de Europa, Adam Kszczot, y también con el veinteañero Donavan Brazier, para estar en la final. ¿Luchar por las medallas? «Soy un atleta que se crece y puedo estar luchando, pero lo primero es pasar a la final», dice, cauto. El sistema de clasificación del 800 no hace prisioneros, y el vigente bronce europeo sabe que llegar a la final es la mitad del trabajo. Lo dice en su mejor año, en el que se ha quedado a las puertas de batir el récord de España: «Es algo por lo que vamos a luchar algún día», dice sobre la plusmarca nacional.

Marta Pérz y Álvaro de Arriba
Marta Pérz y Álvaro de Arriba / A. P.

Álvaro de Arriba no estará a solas en su prueba: unos minutos antes correrá su semifinal el berciano Saúl Ordóñez, que un año más ha tirado de épica para estar entre los mejores. «Estar en la final sería un sorpresón», afirma el correoso atleta entrenado en las pistas vallisoletanas de Rïo Esgueva en un grupo liderado por Uriel Reguero y bautizado como ‘Track is Back’. Acostumbrado a dar la sorpresa, el mediofondista de Salentinos no se arruga ni ante el líder mundial del año, Emmanuel Korir, que correrá en su serie: «Me puedo adaptar fácilmente, puedo arriesgarme, se me puede cruzar un cable y me lanzo a la batalla que sea, no me corto nada», afirma.

Medallista europeo sub23 hace tres años, resurgió de sus cenizas cuando el año pasado se proclamó campeón de España absoluto dejando con la boca abierta al cien por cien del atletismo nacional: «Mentalmente he cambiado, y físicamente también», explica en el hotel de la selección española, a menos de quinientos metros del Barclaycard Arena de Birmingham. «Mentalmente he tenido una mejoría, tuve unos ciertos parones en mi vida personal y eso me llevó a estar un poco más descentrado, pero me he vuelto a centrar en estos dos últimos años, tengo un impulso fuerte a la hora de poder competir en alto nivel». Impulsivo y descarado en la pista, Saúl Ordóñez recuerda que su gran secreto es «atreverme con lo que sea», incluso con los mejores del mundo.

«Mi primer objetivo es pasar de ronda con el menor desgaste posible. Tengo le mente clara y quiero estar tranquilo» Óscar Husillos

Husillos, a por su récord

Estuvo a punto de quedarse en niño prodigio de la velocidad, pero cambió de prueba a tiempo y ahora es uno de los mejores sprinters de la historia de España. Óscar Husillos, ya conocido por las pistas como el ‘Expreso de Astudillo’, afronta este viernes las series clasificatorias de 400 metros en su primer gran test internacional después de batir las plusmarcas nacionales de 400 y 200 metros lisos en las últimas semanas. El primer objetivo para el palentino es «pasar de ronda intentando desgastar lo menos posible», planteándose las semifinales como una auténtica final. Correrá en la última serie este mediodía, dos calles por delante del subcampeón olímpico Luguelín Santos y una por detrás del gran favorito, el checo Pavel Maslak. «Cualquier mínimo error te puede mandar fuera, quiero estar tranquilo, tengo la mente bien clara» recuerda Husillos con un objetivo en la mirada: la final y su propio récord nacional de 45.86 segundos.

«Mi prueba es una lotería, pero mi objetivo es correr mucho al final y así tener opciones de pasar de ronda» Marta Pérez

La doctora del ‘milqui’

Con la carrera de medicina terminada, la posibilidad de doblar entrenamientos a placer y el mejor momento de forma de su vida, la soriana Marta Pérez tiene intención de dar toda la guerra posible a sus rivales en las semifinales de 1.500 metros de esta tarde. En su primer gran campeonato indoor, la discípula de Antonio Serrano en Madrid reconoce que no viene con «una buena posición» pero que su prueba es «una lotería» y que su objetivo es «correr mucho al final» y pasar de ronda. Tomará parte en la primera serie junto a la todopoderosa Genzebe Dibaba, pero con la medalla de campeona de España colgada en el cuello y con una competitividad más que probada. «Sólo pasan dos a la final, y como te toquen dos artistas lo tienes difícil», reconoce la soriana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos