Navarra conquista la Copa del Rey de pelota en Vallelado

Foto de familia de los equipos y federaciones finalistas, jueces y autoridades locales y provinciales tras la entrega de premios./Cruz Catalina
Foto de familia de los equipos y federaciones finalistas, jueces y autoridades locales y provinciales tras la entrega de premios. / Cruz Catalina

Castilla y León logró la plata en las modalidades de mano individual, paleta cuero y para corta

Cruz Catalina
CRUZ CATALINAVallelado

Finalmente no pudo ser. Había muchas esperanzas depositadas en que Castilla y León volviera a hacer historia como en 2016 en Palencia, pero en Vallelado había un rival siempre difícil de batir como es Navarra, que se hizo con los cuatro oros en juego y por tanto con el título de campeona absoluta de la octogésima edición de la Copa del Rey de pelota en frontón de 36 metros (corto), relegando a la anfitriona del campeonato a la segunda plaza merced a las platas logradas en tres de la cuatro especialidades pelotazales en juego: mano individual, paleta cuero y pala corta.

Tercera y última jornada de este domingo en sesión matinal, con un gran ambiente en el graderío del frontón valleladense, donde previamente a la disputa de la primera de las cuatro finales la Federación de Pelota de Castilla y León rindió un emotivo homenaje a los pelotaris Miguel Medrano, Miguel Lagunar, Carlos Baeza y César Baeza que hace tres décadas consiguieron por vez primera el ascenso a División de Honor al Club Pelota Vallelado.

Abrió el programa dominical la final de mano individual que enfrento al soriano Luis Cabrerizo ante el navarro Iker Espinal. Partido en el que el local pese a realizar un gran despliegue de juego, cosa que el público valoró, tuvo que dirimirse en un tercer set muy igualado (10-5 , 6-10 y 5-4). Para continuar con la mano parejas entre las federaciones de Navarra y La Rioja que se saldaba igualmente del lado navarro al imponerse la dupla formada por Iker Salaberría y Joseba Aldave a la formada por Gorka Esteban y Jorge Sánchez primeramente por un ajustado 10-9 y después por un holgado 10-5.

La segunda parte del programa al filo del mediodía, con más expectación si cabe en el graderío, arrancaba con la final de paleta cuero entre Navarra, representada por Ibai Barón y Javier Labiano, y Castilla y León, representada por el valleladense Nacho González y el uruguayo afincado en la vecina Íscar, Álvaro Medina.

Un partido en el que los locales salieron muy serios jugando todos los puntos y haciendo tantos muy aplaudidos por el público en el que la pareja navarra no acabó de despegarse e incluso Medina y González consiguieron ponerse por delate en el marcador llegando a un tanteo de 10- 10 cuando Barón encajó un pelotazo en la mandíbula del que tuvo que ser atendido por los servicios médicos. Tras diez minutos de parón por tal motivo, finalmente se decidía que el pelotari suplente Íñigo Nicuesa le sustituyera, reanudándose el partido con un tanteo muy igualado hasta llegar al tanto 14-14.

Ya en el segundo set, los navarros que parecían dominar el partido haciendo vieron como la dupla segoviano-vallisoletana, animada por su parroquia empezó una remontar e incluso superar, si viene estos lograban la igualada a 14-14 dejando a merced del más avispado el último tanto que suponía bien el titulo el oro directo o tener que seguir peleando por el preciado metal, y eso último es lo que ocurrió al lograr el 14-15 Castilla y León. Set de desempate, muy disputado y vistoso donde de nuevo los navarros impusieron su hegemonía adelantándose en el marcador que se saldaba con un 10-7.

Por último, en la final de pala corta la pareja de Castilla y León, más concretamente de la localidad segoviana de Vallelado, Carlos Baeza y Daniel Arranz 'Cholo', no pudo revalidar el título de campeones ante su público al ser superados por la pareja navarra formada por Mikel Sanz y Iñaki Mireñelarena, que sumaba para su todopoderosa federación el cuarto oro al imponerse en ambos set por 15-10 y de 15-9.