El Monteresma gestionará el fútbol y el fútbol sala en Palazuelos

El alcalde de Palazuelos, Jesús Nieto, segundo por la derecha, con miembros del club. /Óscar Costa
El alcalde de Palazuelos, Jesús Nieto, segundo por la derecha, con miembros del club. / Óscar Costa

Con un convenio, por 12.000 euros y un año, el club libera horas en el pabellón y aspira al ascenso con sus equipos masculino y femenino

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

El Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma y el CD Monteresma han firmado este viernes un convenio por el que el club pasa a gestionar el fútbol y el fútbol sala del municipio, que involucra a un total de 300 jugadores. Antes, el Ayuntamiento lo gestionaba como escuelas deportivas a partir de un convenio con la Diputación. Con este ambio, el municipio quiere mayor visibilidad en el ámbito deportivo y gestionar de forma más eficiente la actividad del polideportivo Arroyo de la Vega.

Los 300 practicantes de estos deportes en Palazuelos estarán divididos en 23 equipos, cinco de fútbol sala y 18 de fútbol, en sus modalidades de siete y 11 jugadores. En fútbol, cuentan con dos equipos en categoría regional; el juvenil, que ascendió el curso pasado, y el femenino, que repite por segundo año presencia en la liga Doble G. Hay otros dos equipos aficionados en fútbol provincial, subcampeones el año pasado en Primera y Segunda, respectivamente. Además, hay un equipo juvenil provincial, dos cadetes, un infantil, dos alevines y cuatro benjamines. Respecto al fútbol sala, hay un equipo en categoría aficionada, uno alevín y tres benjamines.

Las miras del club son ambiciosas. «Ya que tenemos el apoyo del Ayuntamiento, vamos a intentar que el equipo femenino pegue ya el salto a Primera, que el juvenil se mantenga en Regional y que el aficionado ascienda a Regional. Es una historia gorda, buena, pero complicada», subraya el secretario del club, Jesús Sanz. El reto no es menor. En la categoría juvenil, con jugadores de segundo y tercer año, tiene opciones de mantenerse. El femenino cumplirá su tercer año. «Espero que suba ya a los puestos de arriba porque son chicas con buen nivel».

Mientras, en la Primera Provincial masculina no cambia tanto el nivel deportivo como la disponibilidad económica. El Monteresma ha sido un club de referencia y ha rechazado el derecho a subir de categoría por el coste económico que suponía, en torno a unos 30.000 euros. El club se asegura ahora la disponibilidad si lograra el derecho deportivo. En los dos últimos años, estuvo en la reserva por si Cuéllar (2018) o Turégano (2019) hubieran rechazado ascender.

Ocurre que este curso la Provincial se torna competitiva con los descensos de Cuéllar y El Espinar-San Rafael y solamente hay una plaza de ascenso a Regional de Aficionados. «Nos estamos reforzando y la categoría va a ser muy buena este año. Nos gusta el reto». Sanz define con cariño a su equipo A como «las viejas glorias», pero tendrá nuevas incorporaciones del filial.

El convenio facilita la visibilidad. «El Ayuntamiento siempre ha intentado que el pueblo se oiga por todos los lados». Sanz diagnostica que sus chavales empiezan en el fútbol sala pero tienden a cambiar por el fútbol, por eso pone en valor a su equipo senior de fútbol sala. El acuerdo intenta que todas las categorías «estén funcionando». El club gastaba 16 módulos del pabellón con fútbol y fútbol sala, más las horas de las escuelas municipales. Al quedar todo centralizado en el Monteresma, se amplía el hueco para dar cabida a otras disciplinas. El acuerdo se prolongará, por el momento, por un año y está cifrado en unos 12.000 euros: 5.000 para el femenino –la misma aportación del año pasado– y 7.000 para el deporte base.