Atletismo

Óscar Husillos cambia Barcelona por Padua

Husillos llega relajado a la meta tras la semifinal del Europeo de Berlín. /Clemens Bilan
Husillos llega relajado a la meta tras la semifinal del Europeo de Berlín. / Clemens Bilan

El velocista ajusta su temporada y correrá el próximo martes 16 de julio en la prueba de la ciudad italiana

LÍA Z. LORENZOPalencia

Óscar Husillos ha introducido un pequeño cambio en su temporada. El velocista iba a correr el próximo miércoles 17 de julio en el Meeting de Barcelona, pero finalmente lo hará un día antes en el Meeting de Ciudad de Padua, un clásico del calendario europeo de atletismo. De esta forma, el palentino correrá este domingo en el Campeonato de Castilla y León absoluto que se celebra en Segovia y el lunes cogerá un vuelo para estar en Padua el martes, cuando será la competición.

Estará muy bien acompañado, ya que por el momento hay siete españoles que han confirmado su presencia en esta prueba. Como Samu García, compañero del palentino en el relevo del 4x400, o Álvaro de Arriba, el medio fondista que ahora mismo vive en un idilio que parece eterno en el 800. Tampoco faltará a la cita Fernando Carro Morrillo, que competirá en el 1.500. Así que Husillos se encontrará en Padua con una parte importante de la habitual selección española de atletismo. De todos ellos solo Fernando Carro tiene la mínima para estar en Doha. Aunque el madrileño ha conseguido el pasaporte en los 3.000 lisos, no en el 1.500. Habrá que ver si intenta el asalto en Padua. El resto sabe que en sus distancias aún es demasiado pronto para firmar la mínima que les lleve hasta Catar. En el caso de Husillos, la marca necesaria para viajar al Mundial es de 45.26, un registro asequible para el palentino, pero que no tiene prisa por alcanzar. Al fin y al cabo, aún queda el Campeonato de España y un mes de agosto cargado de fechas importantes para el velocistas.

Como parte de su preparación para llegar en el mejor momento a la cita mundialista, Husillos se probará este domingo en el hectómetro. Se trata de conocer sus sensaciones en la punta de velocidad, esa que necesitará para estar con los mejores. Eso sí, aunque consiga meterse en la final no la correrá, ya que también va a participar en el 400. Porque uno de los objetivos de la preparación es conseguir alargar lo máximo posible el punto de forma de Husillos, ya que este año la temporada es muy larga y el Mundial pondrá el punto y final a un año que ya ha llegado plagado de éxitos tras la plata en el Europeo de pista cubierta.