Graham Jarvis reconquista el trono de Hixpania en Aguilar

Graham Jarvis corona una de las subidas del circuito./ Hixpania Hard Enduro
Graham Jarvis corona una de las subidas del circuito. / Hixpania Hard Enduro

El británico es el primer piloto que repite victoria

P. MELEROAguilar

El veterano piloto británico Graham Jarvis ha entrado en la historia de Hixpania Hard Enduro al convertirse en el primer corredor que gana dos años la carrera. Jarvis fue primero en la competición del 2017 y el domingo revalidó su título, que también le convierte en el nuevo líder del circuito Wess.

Jarvis se impuso en la clasificación general combinada de las tres pruebas del fin de semana: el 'Super Encierro' del viernes, en la plaza Mayor de Aguilar; el 'Campoo X-treme' del sábado, por un circuito trazado en los entornos del embalse y la emocionante y durísima 'El camino perdido' con el que culminó la competición el domingo.

Precisamente, la mañana del domingo se convierte cada año en el momento central de la competición en la antigua cantera de Aguilar, donde se traza el recorrido que cada año deja en evidencia quienes son los mejores pilotos del hard enduro del mundo.

En esta edición, los dos primeros clasificados llegaban tras las dos primeras jornadas empatados a 44 puntos, así que la carrera partía con un plus de emoción que no perdió en ningún momento durante las tres horas sobre las motos. Ocho vueltas a un circuito tan complicado que solo unos pocos consiguen completarlo una vez. Así que los mejores pilotos marcan sus diferencias a lo largo de ocho pasadas.

La extrema complejidad de la carrera de ayer armó a tres caballeros Hixpania el podio de 'El camino perdido'. El español Mario Román se impuso tras la rampa Mitas a pesar de las dificultades que atravesó el día anterior. «Tuve seis caídas y hoy he salido pensando que era un nuevo día y he conseguido mantenerme a buen ritmo», explicó en el primer cajón del podio. Mientras, el británico Graham Jarvis bromeaba con la victoria de su compañero. «Tiene menos años y más motor», comentó divertido antes de explicar que «ha sido duro. Todavía estaba cansado del sábado. Ha sido una carrera muy técnica y creo que todos los pilotos hemos llegado al límite», concluyó.

Miles de aficionados que ocuparon los márgenes del circuito, bien preparados de sombreros y bebidas para mitigar el calor de las horas centrales del día, fueron testigos de pasos de obstáculos casi épicos, subidas imposibles, bajadas vertiginosas además de violentas caídas. No dejaron de animar a los pilotos durante las tres horas de carrera. En muchos casos parecía que con los gritos quisieran empujar a los corredores en apuros. Eso sí, las normas de la competición son rigurosas y cualquier ayuda que reciba un corredor en un punto no autorizado supone una penalización.

'El camino perdido' debe su nombre a una de las primitivas rutas del camino de Santiago, que atraviesa el recorrido. Como singularidad, los pilotos comienzan desde una cueva y parte del recorrido transcurso por una vieja cantera, escenario perfecto de pendientes imposibles. Los siete mejores pilotos, en lugar de tres como en otras ediciones, cerraron la prueba en la conocida como rampa Mitas, un tramo de pendiente prácticamente vertical, sin trazado, que transcurre entre rocas y maleza.

Después de coronar al caballero Mario Román como vencedor de la prueba reina del Hixpania Hard Endurdo, el veterano Jarvis, del equipo Rockstar Energy Husqvarna, copaba el podio general del Hixpania 2019. Después de tres intensas jornadas de competición, llegaba a lo más alto flanqueado por dos corredores españoles: Mario Román, el segundo clasificado del equipo Sherco Factory Team y ganador el año pasado;y Alfredo Gómez, tercero, también del Rockstar Energy Husqvarna, y ganador en la edición 2016.

Hixpania Hard Enduro se caracteriza por una estética y referencias continuas al mundo medieval. Por este motivo, la categoría de los pilotos que participan es la de caballeros y tres de ellos fueron armados de nuevo ante más de 10.000 espectadores que disfrutaron de la carrera y del ambiente festivo a lo largo del fin de semana.

El 'SuperEncierro', la etapa prólogo del viernes, congregó a 3.500 espectadores en la Plaza de España de Aguilar. El 'Campoo X-treme' del sábado también concitó a varios miles de fans del motor en los entornos del embalse de Aguilar.

El momento culminante del fin de semana se vivió ayer con el espectáculo del hard enduro más extremo. Cerca de 8.000 espectadores acompañaron a los pilotos a través de 'El camino perdido', uno de los atractivos que ha convertido a Hixpania en la prueba más importante de la modalidad en España y en una de las ocho más relevantes del mundo, después de conseguir colarse este año en el circuito World Enduro Superseries.