Dominio palentino en la San Silvestre

Miles de corredores toman la salida de la San Silvestre de Palencia. /Marta Moras
Miles de corredores toman la salida de la San Silvestre de Palencia. / Marta Moras

David García Catalina y Carla Gallardo demuestran su potencial y se alzan por primera vez con la mítica prueba

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

El atletismo palentino no pudo terminar de mejor manera el 2018. David García Catalina y Carla Gallardo demostraron su buen estado de forma en la San Silvestre de su ciudad y se alzaron por primera vez con la mítica prueba que encumbra cada año a todos los corredores populares. La fiesta del atletismo palentino no alcanzó las cifras de otras ediciones (esta vez registró 6.820 inscritos), pero volvió a dejar patente que esta carrera está consagrada en la capital y que el aroma que desprende sigue siendo el de una prueba grande. Con un ambiente de fiesta deportiva y con centenares de disfraces inundando las principales calles de la ciudad arrancó la edición de 2018. Nadie se lo quería perder, incluso el astudillano Óscar Husillos se convertía en un aficionado más, devolviendo, de esta manera, el aliento que recibe de todos los palentinos, cuando el velocista es el gran protagonistas en las pruebas internacionales. Pero el atleta cedió el testigo del protagonismo a García Catalina y Gallardo, que, no tuvieron rival en el último día del año.

Sin la presencia de Javier García del Barrio, el anterior ganador de la prueba, el abanico de favoritos en la categoría masculina se abría y eso lo sabían los máximos aspirantes. La igualdad se presumía durante los casi seis kilómetros del recorrido, en el que un grupo de siete corredores lideraba la prueba.

Las intentonas por intentar soltar al grupo se producían durante todos los metros, pero nadie quería dar su brazo a torcer en favor de un rival. Hasta que llegó García Catalina. Y es que cuando encaraban el último kilómetro de la prueba, el corredor del Puentecillas imprimió una marcha más y empezó a distanciarse de sus competidores. Quería despedir el año con un triunfo, sobre todo tras la segunda posición de la edición del 2017.

Cada metro que pasaba, García Catalina veía cómo su sueño se empezaba lograr y encaraba la recta de meta con una sonrisa que deslumbraba hasta a los flashes de las cámaras. Con los brazos en alto y con el cansancio en sus piernas, el palentino se alzaba con su primera San Silvestre.

Más fácil lo tuvo Carla Gallardo en la modalidad femenina. La joven atleta palentina impuso un ritmo vertiginoso en los primeros metros y luchó cada kilómetro contra el cronómetro. Su buen estado de forma (ya lo demostró en el último europeo cros de Holanda) se dejó en ver su ciudad natal y no tuvo rival desde la salida para alzarse, al igual que su compatriota García Catalina, con su primera San Silvestre. La segunda posición sí que ofreció más espectáculo, al estar disputada entre Elisa Hernández y Cristina García Catalina. Finalmente, Hernández, con un mejor esprínt, doblegó a García Catalina.

Con el paso de los minutos y con el grueso de corredores en meta, los disfraces cobraron su protagonismo con originales ideas que pusieron de manifiesto que lo que mueve el atletismo cruza todo tipo de fronteras.

 

Fotos

Vídeos