Hocke línea

El CPLV, finalista de la Copa del Rey

Una imagen del choque entre vallisoletanos y canarios./ Alfonso Pelayo
Una imagen del choque entre vallisoletanos y canarios. / Alfonso Pelayo

El equipo vallisoletano sufre para imponerse a un correoso Molina canario, al que derrota por 4-1

Víctor Borda
VÍCTOR BORDAValladolid

El CPLV logró esta tarde ser el primer finalista de la Copa del Rey de hockey en línea tras imponerse en una semifinal en la que el tuvo que sufrir frente a un Molina intenso, que vendió cara la derrota. El equipo local sufrió en las inferioridades numéricas, pero aguantó el tipo con su buen trabajo atrás y las intervenciones de un portero de garantías como Kaukinen. El guardameta finlandés paró un penalti con 3-1 que pudo meter a los insulares de nuevo en el partido. Al final, los hombres de Ángel Ruiz se impusieron por 4-1.

El CPLV tuvo que esperar once minutos para estrenar el marcador. El rival se había quedado dos minutos en inferioridad por la exclusión temporal de Yeremay Santana. El tanto inaugural fue obra de Marcos Pérez tras un buen pase de Dani Gutiérrez.

Punto y seguido fue el CPLV el que se quedó dos minutos con un hombre menos sobre el campo al ser sancionado Mario Díez. El Molina lo intentó por tierra, mar y aire, pero la portería local iba a aguantar el acoso. El sueco Teneyr envió el disco al palo en la mejor ocasión canaria. Con 1-0 se llegaba al final de los primeros veinte minutos de juego.

En la segunda parte, Miguel de Saja volvía a dejar al CPLV dos minutos con uno menos sobre la pista de Canterac. Vuelta a las andadas. El Molina dominaba en busca de la igualada, pero esta no llegó. Lo que sí vino fue el segundo tanto vallisoletano. Su autor, Novak, que finalizó con éxito una acción individual.

Con 2-0, el cuadro canario se volvió a encontrar con superioridad numérica al ser excluido temporalmente Dani Gutiérrez. El equipo insular volvió a buscar con ahínco el gol, que llegó en una acción embarullada que resolvió el polaco Pawel Zasadny. Había partido. Restaban nueve minutos para la conclusión del choque.

Pero el CPLV aguantó el tipo. El estadounidense Kyle Joseph Novak volvía perforar la portería canaria. Siguieron las exclusiones de los visitantes Lindell y Tenemyr. El partido parecía sentenciado. Entonces llegó el penalti señalado en contra del equipo vallisoletano. Pawel Zasadny encaró al portero local, pero no pudo superarle con su lanzamiento.

De ahí al final, solo destacar el último tanto local, obra de Marcos Pérez, que ponía el 4-1 con el que finalizó la primera semifinal de la Copa del Rey que acoge este fin de semana la capital vallisoletana.