El leonés Raúl Marcos, campeón regional de caza menor con perro

Raúl Marcos entre Alfonso Lahuerta, y Santiago Iturmendi. /
Raúl Marcos entre Alfonso Lahuerta, y Santiago Iturmendi.

Sucede en el trono autnómico a su hermano Benito

EL NORTEvalladolid

Dicen que a menudo los hermanos se parecen entre sí, aunque puedan parecer aparentemente diferentes, y máxime si, como es el caso, estos son mellizos, eso sí, casi indistinguibles físicamente, pero lo que no se conocía hasta la fecha en la caza deportiva es que esta consanguinidad diera atributos que a modo de heredad supusieran la trasmisión del trono de un cazador a otro.

El leones Raúl Marcos sucedió en el título de la caza regional de menor a su hermano Benito y lo hizo, como su hermano, en un escenario que no es el habitual sobre el que ellos practican la caza, como es el paraje de sierra; el del año pasado de Ávila y el de este pasado sábado también de sierra, aunque menos escarpada, pero sí más difícil aún de transitar de la sierra de Salamanca.

Clasificación

1. Raúl Marcos González, de León, con 3 perdices 1.650 puntos.
2. Hugo Ruiz Cuesta, de Soria, con 2 perdices y 1 liebre 1.460 puntos.
3. Ángel Izquierdo Rodríguez, de Valladolid, con 1 perdiz 550 puntos.
4. Ricardo Ramos Rilova, de Burgos, con 1 perdiz 550 puntos.
5. Francisco Javier García López, de Salamanca, con 1 perdiz 550 puntos.
6. Benito Marcos González, de León, con 1 perdiz 550 puntos.
7. Enrique Moyano Vidal, de Valladolid, con 1 perdiz 550 puntos.
8. Asier Maté González, de Palencia, con 1 codorniz 100 puntos.

Raúl Marcos abatió él solo un tercio del total de las perdices que se capturaron por los 19 participantes, presentando una excelente percha de tres perdices para este durísimo cazadero habitual de caza mayor.

En segunda posición se colocó el representante de Soria, Hugo Ruiz, que capturó dos perdices y una liebre. Del tercer al sexto clasificado abatieron solamente 1 perdiz, el séptimo una liebre y el octavo una codorniz (sorprendente captura en esta época y sobre todo en este escenario tan abrupto de montaña). El resto de los participantes no abatieron ninguna pieza.

Parece que el nivel de cría en montaña de la perdiz no ha sido demasiado bueno este año (como también en determinadas del llano, con una cría irregular por zonas), ya que en la prueba provincial de Ávila, en la sierra abulense, sólo se abatieron también 13 perdices.

La organización fue perfecta a cargo de la Comisión de Caza Menor con Perro y los miembros de la Delegación Provincial de Salamanca y la competición se desarrolló sin ninguna clase de incidentes en una jornada de climatología excelente.

Finalizada la prueba se procedió en el mismo área de control a la entrega de trofeos, en la que estuvo presente el director general de Deportes de la Junta, Alfonso Lahuerta, el presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, y distintos dirigentes federativos provinciales y autonómicos. En sus intervenciones ambos dirigentes agradecieron a sus deportistas su gran esfuerzo en esta dura competición. Iturmendi agradeció especialmente al Director General su apoyo a la caza y la Federación por su presencia continua, año tras año, en esta final de la prueba autonómica, por lejos que ésta se desarrolle. También recordó algunas propuestas que va a realizar a la Asamblea con respecto a esta modalidad.