Jesé no estuvo afortunado en las ocasiones de gol de las que dispuso