El judo español desborda optimismo

La judoka María Bernabeu, sentada en el tatami. /
La judoka María Bernabeu, sentada en el tatami.

«Cada uno de los cinco podemos conseguir medalla», proclama Sugoi Uriarte

AMADOR GÓMEZ

El judo español desborda optimismo en vísperas de su estreno en los Juegos. «Cada uno de los cinco que estamos aquí puede conseguir medalla», proclamó este miércoles el judoca vitoriano Sugoi Uriarte, durante la primera conferencia de prensa de los deportistas olímpicos españoles en Río. «Cualquiera de los cinco podemos lograrlo», coincidió la cordobesa Julia Figueroa, que el sábado es candidata a subir al podio en menos de 48 kilos y tendrá la posibilidad de dar al judo español el primer metal en estos Juegos.

«Estoy con muchas ganas de empezar, aunque ahora mismo estoy un poco enfadada porque no he comido», apunta con guasa Julia Figueroa, que está en 50 kilos y tiene que perder dos hasta el vienes, que es el día del pesaje previo a la primera jornada de competición en un deporte en el que los españoles prefieren descartar la palabra presión y hablar de ilusión. «Yo no tengo presión», asegura con contundencia María Bernabéu. «Yo tampoco. Estamos preparados», añade Julia.

Laura Gómez, esposa de Sugoi Uriarte, es quien afirma: «Yo cambiaría la palabra presión por ilusión». «Presión tenemos la justa. Ilusionados estamos todos», reconoce Sugoi, quien tras la «experiencia mala» de Londres afronta Río »con aire de revancha». «Yo llevo desde Londres con la espinita (no se clasificó para los Juegos de 2012) y ahora estoy disfrutando cada momento y espero tener mi oportunidad», insiste Laura Gómez que luchará en la categoría de hasta 52.