Juegos Olímpicos de Invierno

Elegidas para el triunfo

Jazmine Fenlator, a la izquierda, junto a la miembro reserva del equipo jamaicano, Audra Segree./EFE
Jazmine Fenlator, a la izquierda, junto a la miembro reserva del equipo jamaicano, Audra Segree. / EFE

Una marca de cerveza salva la primera participación olímpica del equipo jamaicano femenino de bobsleigh al pagarle el trineo

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

El estreno de un equipo femenino jamaicano de bobsleigh en unos Juegos Olímpicos lleva camino de convertirse en argumento para una película, como ya ocurriese, 30 años antes, en Calgary, Canada, cuando cuatro militares del caluroso país caribeño sorprendieron al mundo, y eclipsaron los logros de las estrellas del deporte invernal, al clasificarse, también por vez primera en la historia, para descender en unas olimpiadas a más de 130 kilómetros por hora sobre un trineo carenado y aerodinámico por un circuito helado.

Los habitantes de la cuna del reggae volvieron a fijar sus ojos en este deporte clásico de países nórdicos y de la Europa central tres décadas después, cuando, el pasado mes de enero, Jazmine Fenlator-Victorian y Carrie Russell protagonizaron con su 'bob' la hazaña de quedar séptimas en la Copa del Mundo y lograr plaza para competir por las medallas, el próximo martes, en el circuito coreano de Pyeongchang.

Otro milagro deportivo, como el recogido por Disney en 1993 en la divertida película 'Elegidos para el triunfo', que, con las enormes licencias que se suele tomar Hollywood en este tipo de narraciones, inmortalizó en todo el mundo la epopeya de los pioneros jamaicanos en Calgary, donde terminaron con el trineo volcado a la salida de una de las curvas y con los cuatro miembros del equipo que, ayudados por el público, atravesaron la meta con el 'bob' aúpas.

Pero la segunda gran aventura jamaicana con los deportes de invierno se asomó al precipicio el miércoles, cuando, por sorpresa, la entrenadora alemana del equipo femenino, Sandra Kiriasis, anunció que se marchaba por desavenencias con la federación y que, además, no permitiría que se usase el trineo que, según aseguró, al menos en parte es de su propiedad. Jamaica, después de esperar 16 años para ver descender por el tubo helado a sus 'chicas' -hay prueba de 'bobsleigh' femenino desde 2002-, no tenía ni entrenadora ni trineo, que suele tener un coste superior a los 30.000 euros.

La solución, o al menos eso ha confirmado la federación, llegó el jueves por la noche, de la mano de 'Red Stripe Beer', la marca de cerveza más vendida en Jamaica. La compañía comunicó que está dispuesta a pagar el dinero necesario para que puedan usar su 'bob' o para que puedan comprar otro. Su patrocinio llegó en el límite, pues los entrenamientos oficiales empiezan hoy.

Ahí se empezará a ver si el dúo femenino hace historia con su simple participación o si incluso puede aspirar a una buena clasificación. La piloto, Fenlator, nacida en EE UU y de padre jamaicano, ya compitió en las olimpiadas de 2014 con ese país. Su pareja, Russell, fue medalla de oro olímpica en relevo 4x100, una velocista que será clave en el empuje del 'bob' en los primeros metros, donde se le da la velocidad que marca la diferencia en el kilómetro largo de pendiente.

 

Fotos

Vídeos