La vida sigue igual en la Liga para el Palencia Cristo

Adri conduce el balón, en el primer partido de esta temporada contra el Bupolsa. /Marta Moras
Adri conduce el balón, en el primer partido de esta temporada contra el Bupolsa. / Marta Moras

Los de Pablo Huerga suman veinte partidos seguidos sin conocer la derrota en competición regular

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Como diría Julio Iglesias, la vida sigue igual en el Palencia Cristo, o por lo menos eso parece en la Liga, ya que el conjunto que dirige esta temporada Pablo Huerga sumó el sábado su vigésimo partido consecutivo sin conocer la derrota. Una estadística que pone de manifiesto el fantástico final de temporada de Jonathan Prado y el ilusionante arranque competitivo de los de Pablo Huerga.

El técnico leonés ha sabido recoger de forma magistral el testigo del palentino, que a finales de junio decidió emprender un nuevo rumbo en tierras abulenses con el Real Ávila, equipo con el que ha conseguido prolongar su fantástica racha en Liga, ya que, al igual que su exequipo, suma veinte partidos sin conocer la derrota en competición regular (también ha ganado los dos primeros enfrentamientos de esta nueva campaña).

Corría el 7 de enero, cuando los morados caían en casa contra el Atlético Tordesillas. Desde esa fecha, el Palencia Cristo sumó 12 victorias consecutivas e invitó a todo el fútbol palentino a soñar con un nuevo 'play-off'. Entre los triunfos se encontraban rivales directos por alcanzar la fase de ascenso y otros que luchaban por sobrevivir una temporada más en Tercera División.

Partido de rachas positivas

Pero esta espectacular racha del conjunto morado se cruza este domingo con la de la Arandina, que lleva 15 partidos consecutivos sumando de tres en tres. Un final de campaña impecable, que se une a un arranque prometedor, ya que el conjunto burgalés es uno de los favoritos para volver la próxima campaña a ocupar una plaza en la Segunda División B. De esta forma, el encuentro de este domingo en Aranda de Duero se presenta como uno de esos partidos imperdibles para el espectador, ya ambos conjuntos están llamados a ocupar las plazas punteras de la clasificación.

¿Y dónde están las claves de seguir con la racha de partidos? Pues una premisa tuvo clara desde el primer día Pablo Huerga, seguir por la senda que descubrió hace una temporada Jonathan Prado. «Prado hizo un gran trabajo creando una identidad a este equipo. Tenemos que seguir en esa línea, aunque evidentemente daré mi toque personal. Lo más importante es que el club siga creciendo», señalaba el preparador leonés antes de arrancar la pretemporada.

Esa afirmación la ha llevado bien a la práctica el leonés en el inicio liguero, ya que el esquema de juego sigue siendo similar. Un punto muy importante es la continuidad del grueso de la pasada campaña, pues la gran parte de los futbolistas han renovado su compromiso con la entidad morada, destacando al Palencia Cristo como uno de los equipos que presumiblemente volverá a estar en los puestos punteros. «Los futbolistas se lo han ganado tras una magnífica campaña. Esperemos que el bloque siga un año más. Son jugadores jóvenes con una gran progresión», destacaba Huerga, que el pasado viernes recibía una mala noticia tras la marcha del guardameta Guillermo García a las filas del Mirandés de Segunda División B.

Salida de Guille

Un serio contratiempo, que está obligando a la directiva morada a otear el mercado con premura, , el equipo viajó con un solo portero, lo que obligó al conjunto de Huerga a correr ciertos riesgos, pues una expulsión o una lesión hubiera dejado al Palencia Cristo con la portería descubierta. Uno de los mejores situados para ser el recambio de Guille es Adrià Muñoz, que completó la pretemporada con el conjunto morado por si, finalmente, Guille, con ofertas de otros equipos de Segunda B como el Atlético Sanluqueño y Unionistas de Salamanca, terminaba abandonando el club. «A día de hoy es la primera opción, pero Muñoz vino a hacer la pretemporada cuando fichamos a Miramón, aunque como vimos que Guille se quedaba, decidió buscarse el futuro fuera del club. No sé cómo está su situación actual, pero pensamos en él para suplir a Guillermo. Es lo más natural, ya que el preparador de porteros ha hablado siempre muy bien de sus aptitudes», afirmaba el presidente morado, David Nieto.

Precisamente, Guillermo García ya viajó el pasado fin de semana convocado con el Mirandés y presenció desde el banquillo el empate de su equipo contra el Racing de Santander. Asimismo, contra el conjunto cántabro, los burgaleses volverán a medirse mañana, pero, en esta ocasión, en la Copa del Rey. A pesar de haber aterrizado hace menos de una semana, Guille podría defender la camiseta del Mirandés, si el técnico decide apostar por el portero palentino. «Ha sido todo muy rápido. Es una gran oportunidad para mi carrera», recalcaba Guille tras conocerse el desenlace de su futuro.

Y es que a pesar de la marcha de Guillermo García, la vida en el Palencia Cristo sigue igual. Bendita continuidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos