Tordesillas antes que la Arandina

Asier Arranz, durante un partido de la Segoviana en La Albuera./Antonio de Torre
Asier Arranz, durante un partido de la Segoviana en La Albuera. / Antonio de Torre

La Gimnástica Segoviana recibe al conjunto vallisoletano con la baja de Juan de la Mata

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

En la antesala de las elecciones, y de un partido como el que disputará el domingo 28 en Aranda de Duero frente a la Arandina, la Gimnástica Segoviana recibe (18:00 horas en La Albuera) al Atlético Tordesillas. Y es que lo primero es lo primero. Y para este encuentro frente al Atlético Tordesillas (noveno, con 47 puntos), Manu González pierde por sanción a Juan de la Mata pero recupera a Charly que, después de entrenar con normalidad, podría formar parte de la lista de convocados por primera vez en varios meses.

Bien pudiera ser un fin de semana capital en el devenir de la temporada regular, pero el entrenador afronta el partido ante el Tordesillas como uno más. «El más importante hasta el momento porque ya queda cada día menos y obviamente hay que seguir ganando. Pero no podemos centrarnos en lo que hagan los demás; en el momento en el que pensamos un poquito en los demás no lo hacemos en nosotros mismos ni en nuestro objetivo, que es el de ganar este domingo y seguir en la lucha», sostiene González en relación a sus rivales por el título.

La baja de Juan de la Mata es para el entrenador «importante», al ser el segoviano uno de los jugadores en mejor forma «Juan es quizá uno de los jugadores más importantes de la plantilla en este último tramo de la temporada, pero estamos acostumbrados; las semanas van dejando jugadores fuera, semana sí y semana también y lo bueno es que al tener una plantilla en la que todos están teniendo minutos, el que entra ya está acostumbrado, está pendiente de hacerlo bien, se sabe los automatismos... No hay ningún problema. Y además recuperamos a Javi Marcos y también está disponible Charly, que ya está entrenando con el grupo. Los que salgan lo harán bien», expone el preparador.

Dentro de las lecturas positivas y negativas de estas últimas jornadas, el técnico comentó que «llevamos tres partidos seguidos sin mantener la puerta a cero, algo que no nos había ocurrido durante la temporada; somos un equipo que encaja pocos goles y no es cuestión de los porteros, sino de que quizás hemos bajado un poquito el nivel defensivo. Los primeros veinte minutos en León y en Zamora no fueron buenos, y tenemos que volver a ser fuertes en defensa, iniciar fuertes los partidos, y demostrar que en casa tenemos protagonismo, autoridad en el juego... Intentar reforzar lo que hacemos bien e intentar corregir lo que hacemos mal para que no vuelva a ocurrir y seguir creciendo como equipo pensando en el final de temporada», incide.

Pensando en lo que es en sí el partido frente al Atlético Tordesillas de Santi Sedano, Manu González alerta de las intenciones de un equipo que llega a La Albuera con poco en juego. «No va a ser un partido fácil. Sedano conoce esta casa y obviamente querrá hacerlo bien, dar una buena imagen porque cuenta con jugadores de muchísimo nivel. Sabemos del potencial de su equipo, pero creo que nosotros tenemos mejores jugadores. Intentarán plantearnos un partido complicado, pero creemos saber las opciones que nos pueden plantear y cómo debemos utilizar nuestras armas para vencerles», sentencia.

La Segoviana mira hacia arriba en la tabla por lo que la pelea por detrás no es trascendente para el entrenador. «Nos preocupa más lo que hay por delante. Obviamente cuando se acerca el mes de mayo se respira el ambiente de 'play off', pero no solo los jugadores, también la prensa o la afición están más expectantes», argumenta el técnico que no cree que sus jugadores puedan pensar en el partido del fin de semana siguiente en Aranda. «El jugador que no está pensando en el siguiente partido se nota en los entrenamientos; el césped te pone en tu sitio y si no estás centrado en el trabajo que tienes que desempeñar, el entrenador lo ve y no te elige. Saben que no se pueden relajar», concluye.