Tablas en el debut del Palencia Cristo en Tordesillas

Edu Gallardo prueba suerte con un disparo frente a la meta defendida por Fernando. /LOF
Edu Gallardo prueba suerte con un disparo frente a la meta defendida por Fernando. / LOF

Los morados no pasan del empate a cero en el primer partido de pretemporada en tierras vallisoletanas

IRENE SOTO-ADGTordesillas

No estuvo mal. Así podría resumirse el primer test del Palencia Cristo, que llegó apenas una semana después de haber comenzado la pretemporada. El equipo morado mostró una lógica falta de ritmo por la intensa carga de trabajo físico, pero dejó buenas sensaciones ante un Atlético Tordesillas que fue capaz de imponer su mayor ritmo de competición. El desborde de Edu Gallardo fue la nota más destacada en un conjunto palentino que pudo llevarse el triunfo con una buena ocasión de Blanco mediado el segundo tiempo del encuentro.

0 Atlético Tordesillas

Fernando; Poveda, Aitor, Escribano, Abraham; Intxausti, Luismi, Asamoah, Cisneros, Campos; y Felipe. También jugaron Gustavo, Oli, Abel Blanco, David Sanz, Arroyo, Marco, Alberto del Caño, Roberto Simón, Jube y Veintinilla

0 Palencia Cristo

Sergio; Gatuso, Burgos, Selles, Abel; Viti, Raúl, Reza, Zubi, Edu Gallardo; y Edu Vallecillo. También jugaron Miguel, Charly, Obispo, Óscar, Abajo, Bueno, Blanco y Helmi.

ÁRitro:
Rivera García (Valladolid). Sin amonestaciones.
Incidencias:
Alrededor de 300 personas se acercaron a los campos de fútbol de 'Las Salinas', para vivir el primer encuentro de pretemporada del Palencia Cristo Atlético.

Sin apenas tiempo para descansar, Rubén Gala debe seguir haciendo pruebas y realizando ajustes de cara al debut en la competición liguera el próximo 24 de agosto. El segundo de los seis encuentros de preparación será este sábado contra el Guijuelo.

Le costó entrar en el partido al Palencia Cristo, que acusó la importante carga física de los primeros días de pretemporada en los primeros compases del partido. Las imprecisiones fueron la tónica predominante en la lucha que plantearon ambos bandos en el centro del campo. Los pupilos de Rubén Gala trataron basar su juego en la posesión del esférico, pero la falta de velocidad en la circulación y los pocos desmarques de los jugadores del frente de ataque, limitaron el daño de las timoratas ofensivas del conjunto vallisoletano. Solo Edu Gallardo consiguió huir de esa dinámica errática en el cuadro palentino, dejando algunos destellos de calidad que no se transmitieron en ocasiones de peligro para los morados. El menudo y habilidoso atacante que despuntó en el CIA de División de Honor Juvenil la campaña pasada, está llamado a ser una de las figuras sobre las que se construya el proyecto de que permita al Cristo Atlético conseguir el objetivo de clasificarse para el 'play-off' de ascenso a Segunda División B.

No fue mucho mejor el desempeño del Atlético Tordesillas, con un mayor nivel de rodaje e incluso un choque amistoso ya disputado -cayó por un abultado 5-1 ante el Guijuelo en el Municipal el martes 22-. El equipo de Santi Sedano, que será uno de los rivales del Palencia Cristo en la lucha por alcanzar los puestos de promoción de ascenso, mostró un perfil más vertical, tratando de castigar las reiteradas pérdidas en la elaboración de los visitantes.

El resultado, sin embargo, fue el mismo: el equipo estuvo bien a la hora de robar, pero sin acierto en los metros finales ante una defensa muy bien plantada. La velocidad del joven mediapunta ghanés Asamoah, llegado este verano al club de Tordesillas fruto del acuerdo de colaboración suscrito con el Real Valladolid, fue lo más reseñable de la escuadra local que tuvo la única ocasión del primer acto en un remate de volea desviado del propio Asamoah. También se quedó en una aproximación el contador del Palencia Cristo.

Al filo del intermedio, Zubi, de fuerte disparo desde la frontal del área, puso a prueba a Fernando, que logró atajar el balón con seguridad.

El segundo periodo continuó por los mismos derroteros. Era lógico, como también lo fue que el Tordesillas, por momentos, fuese capaz de imponer su ritmo. Roberto Simón y Marco probaron suerte con sendos lanzamientos desde la frontal del área que no pusieron en aprietos a Miguel. Tampoco acertó Veintinilla, que cabeceó alto en una posición franca a la salida de un córner.

El Palencia Cristo, pese al mayor desgaste por el menor número de efectivos, fue capaz de nivelar las fuerzas, disponiendo de la ocasión más clara para llevarse el partido con una vaselina demasiado alta de Blanco. El duelo murió sin sobresaltos, con ambos contendientes minimizando riesgos y guardando energías para proseguir con la fase de preparación antes del arranque liguero.