Tecera División

La solidez como seña de identidad del Palencia Cristo

Adri y Abajo tratan de robar el esférico a un rival del Villamuriel en la pretemporada. /A. Quintero
Adri y Abajo tratan de robar el esférico a un rival del Villamuriel en la pretemporada. / A. Quintero

Rubén Gala ha creado un equipo que quiere el balón, pero que sabe replegarse cuando el rival aprieta

La temporada de Tercera División ya ha dejado las primeras noticias tras la primera jornada. Más allá de la sensación de dominio aplastante que transmite el Zamora, el Palencia Cristo ha tomado el protagonismo tras su victoria en La Bañeza. Tan importante como sufrida.

Los de Rubén Gala sumaron tres puntos y, sobre todo, dejaron sus señas de identidad en La Llanera. Empezaron dominando el partido, se adelantaron en el marcador y supieron sufrir en los momentos finales, cuando los leoneses se lanzaron en tromba a por la victoria.

«La solidez va a ser una de las claves. Queremos ser protagonistas con el balón, pero a veces el rival te aprieta y ahí tienes que saber defender bien, estar ordenado. Estamos trabajando para que el equipo sea muy competitivo y que los jugadores sepan qué tienen que hacer en cada momento. Luego ya veremos si los resultados nos acompañan porque esto es deporte y nunca sabes si vas a ganar o a perder», aseguraba el técnico en la jornada de ayer, en la que dio descanso a sus jugadores ante la semana atípica a la que se enfrentan. Porque el Palencia Cristo descansa este fin de semana por el calendario de 21 equipos y no jugará hasta el 8 de septiembre en casa, cuando se enfrentará al Atlético Bembibre.

«Claro que tenemos ganas de jugar en La Balastera. Es nuestro campo y tenemos que hacernos fuertes ahí. Debemos tener claro que esta temporada todos los equipos nos van a plantar cara, a priori no vamos a tener ningún partido fácil como locales. Antes hemos querido dar descanso a los chicos este fin de semana. Creo que les vendrá bien que despejen la cabeza. Luego entrenaremos con normalidad para afrontar el partido del día 8, aunque en medio tendremos el partido benéfico ante el Palencia 1929», explicaba el técnico morado, que quiere mantener la calma tras la primera victoria del equipo.

«Estoy muy contento, pero esto acaba de empezar. Hay que tener las cosas claras y saber que no vamos a ganar todas las semanas, que la liga va a ser muy larga, con rivales de mucho nivel. Por eso digo que tenemos que centrarnos semana a semana. Si miras más allá dejas de centrarte en lo importante. Ahora tenemos que aprovechar estos días para descansar, darnos cuenta que esto acaba de empezar y esta tranquilos», explicaba un Rubén Gala que sí admitía que la victoria ante La Bañeza sí que ha sido importante a la hora de afrontar la semana de parón obligado por el calendario.Once días en los que los morados verán cómo evolucionan los proyectos de sus rivales.

Seguridad

«Ganar siempre es importante, pero nosotros no tenemos dudas sobe nuestro trabajo. Esto es deporte y a lo largo de la temporada ganaremos, empataremos y perderemos, pero mantendremos clara la línea de trabajo. La obsesión por el play-off viene desde fuera, nosotros ni nos lo hemos planteado. Ha sido la primera jornada y todavía nos quedan 41 por delante. Demasiado pronto para hablar de objetivos a largo plazo», aclaraba el técnico.

Lo que sí se ha visto en esta primera jornada es que la igualdad va a ser la tónica general y que el Zamora tiene muchas papeletas para dominar en solitario la categoría, con un gran grupo de perseguidores por detrás. Sobre todo porque los zamoranos ganaron casi sin despeinarse a la Gimnástica Segoviana, su principal rival en la pelea por la primera posición. Rubén Gala ya avisa que los rivales débiles no van a existir esta temporada.

«Hay plantillas muy fuertes y los partidos van a ser muy igualados. Los que llevamos muchos años en el fútbol sabemos que va a haber diez equipos peleando en la parte de arriba. Creo que el único que se puede despegar es el Zamora, pero el resto vamos a estar con una diferencia de muy pocos puntos. Me sorprendería ver rachas de cuatro partidos ganados por parte de un equipo como sí ha habido otras temporadas. El encuentro ante La Bañeza puede servir de ejemplo. Empezamos muy bien y tuvimos ocasiones muy claras. Pudimos haber sentenciado antes del descanso el encuentro. Lo hablamos en el descanso, sabíamos que si no cerrábamos el choque nos iba a tocar sufrir. Y así fue. Trabajamos bien y nos trajimos la victoria, pero La Bañeza fue un rival competitivo». Las palabras de Gala también esconden la preferencia del técnico por mantener a todo su equipo enchufado. «Ya he dicho que la temporada va a ser muy larga y vamos a necesitar que todos los futbolistas se sientan importantes. Creo que todos ellos pueden rendir a un gran nivel», finalizaba el entrenador. Ahora el equipo tiene que descansar antes de recibir en once días al Atlético Bembibre, uno de esos equipos llamados a pelear por el play-off junto al Palencia Cristo.