De Aguilar al mundial femenino sub 20

Pedro López, en el banquillo de la selección española sub 20. /RFEF
Pedro López, en el banquillo de la selección española sub 20. / RFEF

El palentino Pedro López inició su carrera en los banquillos de su club natal antes de afrontar el salto a la selección española femenina

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Hay un hito deportivo que asoma estos días en los titulares de la prensa deportiva. Esta hazaña es la clasificación del la selección española femenina sub 20 para disputar este viernes la final del mundial de Francia contra Japón. Entre toda la plantilla destaca la figura del aguilarense Pedro López, el entrenador que ha guiado al combinado nacional hasta tal logro. Durante estos días, el nombre de este palentino ha aparecido en todos los medios nacionales, pero detrás de este técnico de 39 años hay una historia de muchos años de trabajo.

Apasionado del mundo del deporte y del fútbol, Pedro López disputó sus primeros partidos como jugador con la camiseta del Aguilar. En el equipo de su localidad natal llegó hasta los juveniles para dar el saltó al conjunto de Regional Preferente (el Aguilar militaba por aquella época en esa categoría) en alguna convocatoria. «Después de esta etapa tuve que dejar el fútbol para centrarme en los estudios» rememoró ayer el seleccionador palentino.

Acto seguido, el aguilarense, con 18 años, tuvo que preparar la maleta para poner rumbo a León. Allí empezó a estudiar Magisterio y, tras tres años, ya estaba de vuelta a su querida Aguilar de Campoo para ejercer como profesor. A la par que impartía docencia, el gusanillo del fútbol no había desparecido en el interior de López, que volvió al Aguilar como entrenador. Era una de sus primeras experiencias en los banquillos y la llevó a la práctica con los equipos infantiles y juveniles.

Etapa en Valladolid

Tras una breve etapa en Aguilar, este palentino decidió ampliar sus conocimientos académicos y deportivos al instalarse en Valladolid para estudiar INEF en la Miguel de Cervantes. Precisamente en esta etapa de su vida llegaron los primeros éxitos del aguilarense, que consiguió el ascenso a Tercera División con el Laguna. Por aquel entonces ejercía como preparador físico de un cuerpo técnico liderado por Onésimo (actualmente el segundo entrenador de Eusebio en el Girona). «Recuerdo con especial cariño esa época porque, además de ser el preparador físico del primer equipo, lideré un proyecto con las categorías inferiores del club», recordó ayer un nostálgico López.

Con la conclusión de sus estudios, el palentino puso punto y final a su estancia en Valladolid para instalarse en la capital de España y seguir su carrera como maestro en un centro de Madrid. Además de la docencia, una de sus pasiones, López siguió muy ligado al deporte rey. En esta ocasión se embarcó en un nuevo e ilusionante proyecto con el CD Canillas. «Empecé en las categorías inferiores de este club, que, posteriormente, se hizo muy famoso porque muchos hijos de jugadores del Real Madrid como Ronaldo, Zidane y más tarde el de Mourinho jugaron en ese equipo. Coordiné las categorías inferiores, a la par que era entrenador», afirmó el aguilarense, que tuvo la oportunidad de conocer a dos personas muy importantes de su vida en el club madrileño.

Llegada a la selección

Estos eran Ángel Vilda, preparador físico de Johan Cruyff durante su época en el Barcelona con el 'Dream Team', Luis Aragonés y Jupp Heynckes, entre otros, y Jorge Vilda, actual seleccionador femenino absoluto. «Acto seguido Ángel Vilda aterrizó en la Federación Española de Fútbol y fruto del trabajo que vieron en el Canillas, me quiso incorporar en el organigrama de las categorías inferiores femeninas», rememoró López.

De esta forma, el palentino se empezó a asentar en la federación y aprovechó las oportunidades que le surgieron gracias a su dedicación y esfuerzo diario. La primera gran ocasión le llegó en el año 2012, cuando se hizo cargo de la sub 16 femenina. «Con ese combinado conseguimos conquistar dos torneo de desarrollo», recordó López, que dos años más tarde ya ejercía como seleccionador sub 17. Precisamente, con esa selección se proclamó subcampeón de Europa en Islandia, su primer gran resultado.

Su progresión en los banquillos le lleva hasta la sub 19, donde amplía su palmarés con otra medalla de plata y dos oros en diferentes Europeos. «He tenido la suerte de crecer con estas chicas desde el 2016. Es un gran grupo y hay un gran futuro», señaló ayer López.

Unos títulos que espera ampliar este viernes en Francia, donde su combinado nacional se mide contra Japón (ya se enfrentaron en la fase de grupos con victoria para las españolas por uno a cero).

Y es que tras una carrera dilatada, este entrenador palentino ha evolucionado con los pasos de los años. Ya no es el joven que entrenaba a infantiles y juveniles en su querida Aguilar de Campo, sino que sus conocimientos se han ampliado hasta el punto de liderar a la selección española femenina sub 20. Un bonito reto que espera conquistar antes de disfrutar de unos días de descanso en su localidad natal y de la Montaña Palentina. «El mundo del fútbol ya sabemos cómo es. Aún así me escapare unos días al terminar el Mundial y poder visitar a mis amigos», resaltó ayer el entrenador palentino.