Segunda espantada de la temporada de Julio César

Julio César, técnico del Palencia Cristo, durante el último encuentro frente a La Virgen. /Marta Moras
Julio César, técnico del Palencia Cristo, durante el último encuentro frente a La Virgen. / Marta Moras

El brasileño, que podría enfrentarse a una multa económica, ya se ausentó de un entrenamiento sin justificación en abril

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

Julio César continúa con sus tibias relaciones con la prensa palentina. El sábado, el equipo morado goleaba en casa frente a La Virgen del Camino, en un partido en el que el conjunto palentino demostró que, pese a no haberse clasificado para la fase de ascenso esta temporada, uno de los objetivos del club, las sensaciones en el juego del equipo eran positivas. Tras el encuentro, lo previsible era que el entrenador desgranase los pormenores del choque ante los medios de comunicación, como ocurre habitualmente en todos los encuentros ligueros de cualquier competición. Pero el brasileño declinó comparecer alegando posteriormente a la directiva del equipo, que no quería que se le preguntase por el posible futuro en el conjunto morado.

Este nuevo desplante podría acarrearle al entrenador morado una sanción que podría llegar a ser económica, según confirmó José David Nieto, directivo del Palencia Cristo. Con este desaire ante la prensa, el ténico no solo empeora la relación con los medios de comunicación locales, sino que además deteriora la imagen del equipo palentino.

Situaciones como estas suponen que el futuro del entrenador en el club esté en el aire. «La decisión parece que la tiene tomada desde hace tiempo. Él ha venido a hacer un trabajo que acaba oficialmente el 19 de mayo. El equipo no va a jugar ya el 'play-off' y actualmente estamos peleando por quedar un puesto más arriba o más abajo. De momento no hay nada claro con respecto a la temporada que viene. Desde el club no queremos entrar en ninguna polémica», destacó José David Nieto.

El entrenador brasileño ya fue protagonista esta misma temporada por otra polémica al no presentarse en el entrenamiento planificado del pasado 1 de abril. En aquel momento, el técnico morado pidió disculpas y explicó los motivos del descuido. «Solemos hacer microciclos de acuerdo con los partidos de los sábados y domingos. Hemos hablado de las programaciones en los entrenamientos. Nosotros hacemos hincapié en eso. Desde que llegamos, las programamos. Planificamos tres tipos de entrenamientos acordes a las necesidades de cada jugador. Al no ser fútbol profesional, tenemos jugadores que trabajan y otros que estudian, y no podemos disponer de ellos el tiempo que nos gustaría. Luego están los que sí se dedican únicamente al fútbol» señalaba el brasileño después de que ocurriese el incidente.

El presidente del Palencia Cristo, David Nieto conoció la noticia por medio del preparador físico Javier Lurueña. «Me enteré que Julio César se había marchado a Madrid por asuntos personales. Lo único que no me ha gustado es que se fuese sin avisar a nadie. El presidente de un equipo de fútbol tiene que saber cuando un trabajador falta a su puesto. Nos ha contado su versión de lo ocurrido y nos ha pedido disculpas», apuntaba el presidente David Nieto en aquella ocasión.