La Segoviana se da un festín con una goleada al Uxama (5-0)

Los jugadores de la Segoviana celebran un gol ante el Uxama. /Antonio Tanarro
Los jugadores de la Segoviana celebran un gol ante el Uxama. / Antonio Tanarro

Los locales resuleven con dos goles en apenas dos minutos ante un rival que salió valiente pero no aguantó el ritmo

LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

La Gimnástica Segoviana prosiguió ayer su discurrir por el barbecho de la Tercera División resolviendo un ejercicio sin dificultad reseñable. Ficharon a su llegada a la oficina de La Albuera y completaron su jornada laboral en una plácida tarde de domingo. El guión pudo haber sido distinto si el Sporting Uxama se hubiera adelantado en la primera jugada del encuentro, pero el equipo que viste de víctima no puede permitirse perdonar. La Segoviana decidió el choque con dos latigazos a la media hora de juego y el encuentro se convirtió por momentos en una masacre sin paliativos que pudo desembocar en un marcador verdaderamente sonrojante.

5 Gimnástica Segoviana

Facundo, Adrián, Rubén, Charly, Anel, Manu, Dani Arribas, Asier (Domingo, min. 67), Ivi (Mika, min. 58), Dani Calleja y Álex Conde (Dani Abad, min. 58).

0 Sporting Uxama

José Ángel, Caamaño (Rafa, min. 54), Edu, Cuesta, Guiller, Romero, Diego (Adri, min. 54), Iván Ángel (Álex, min. 76), Albitre, Ander y David Dueña.

Goles.
1-0 (min. 32) Asier; 2-0 (min. 34) Ivi; 3-0 (min. 50) Álex Conde; 4-0 (min. 56) Anel; 5-0 (min. 89) Calleja, de penalti.
Árbitro.
Eduardo Calleja Castrillo, asistido por Jorge Fernández Domínguez y Pablo Crespo Calero. Amonestó con tarjeta amarilla a Calleja por la Segoviana y a Diego , Edu y Romero en el Uxama.

Nadie le habría reprochado al Uxama, que llegaba como colista con cero puntos, que hubiera adoptado una pose más conservadora. No fue así, quizás porque La Albuera no es un campo más para ellos; sin ir más lejos, aquí se metieron en el bolsillo un ascenso a Tercera ante el Unami en 2015. Los sorianos presionaron de salida más de lo previsto y se encontraron un regalo de Anel que, de manera asombrosa, se quedó en susto. Ander dio las gracias, recogió con educación la pelota en la corona del área para recortar con habilidad hacia delante y enganchar un disparo que no cogió puerta ante la mirada de Facundo. Corría el segundo minuto de partido y el atacante soriano se echó las manos a la cabeza mientras el estadio contenía la respiración. No fue la única internada tempranera de los sorianos, que amenazaron un disparo en segunda jugada que cerca estuvo de castigar una salida mejorable de Facundo en un saque de esquina.

Si la zaga del Uxama no era de por sí un fenómeno temible, su atrevida puesta en escena hacía inevitable que los huecos proliferasen. La Segoviana también llamó pronto a portería en un buen envío en profundidad de Calleja para Asier, que llegó algo forzado y remató al palo ante la salida del portero. Calleja tuvo otra opción después, pero no supo concretar en una jugada trastabillada dentro del área en la que llegó a hacerle un caño al portero antes de que la defensa despejara el peligro. No fue casual porque al paso por el cuarto de hora el Uxama estaba ya encerrado y la prueba de que los locales la ganaban metros eran los disparos casi rutinarios de Manu junto la frontal.

Justo cuando el partido empezaba a enfangarse en una fase soporífera, la Segoviana rompió el diálogo con dos golpes en apenas dos minutos que ya valieron para embolsarse el triunfo en el casillero. Abrió la lata Asier, exhibiendo la llegada que quiere explotar de él Manu González. El medio que vale para todo llegó para cabecear solo en el corazón del área un centro medido de Adrián pasada la media hora de juego. Apenas dos minutos después, con el Uxama sin tiempo para procesar el golpe, Ivi recogió un balón muerto en el punto de penalti tras un centro que no logró despejar la defensa y lo ajustició con un fuerte disparo raso pegado al palo.

Tan roto estaba el esquema defensivo que la pelota deambulaba por la guarida soriana como una bola de futbolín descontrolada. El portero se veía forzado a salir con demasiada frecuencia a su balcón del área chica con el extintor en la mano sin saber realmente de dónde venía el fuego. Y Asier, comodísimo en su posición de volante, tiene siempre el gatillo listo ante cualquier rechace. La goleada era una certeza meteorológica inevitable.

Así las cosas, el tercero no tardó en llegar ante una defensa que puso la alfombra roja. La Segoviana tejió una jugada rápida que culminó con un envío de Dani Arribas para que Álex Conde, muy atento durante todo el encuentro a la hora de incorporarse, remachase a placer al segundo palo. Casi en la siguiente acción del partido, Arribas estuvo cerca de pasar de asistente a ejecutor junto a la línea de gol pero acabó metiéndose en la portería sin el balón, cabeceado alto tras un envío demasiado fuerte. Sin lamentos; el cuarto llegó en un atasco de jugadores gimnásticos en área soriana tras un remate de Rubén. El tercer rechace le llegó a Anel, que remachó con el portero ya vencido.

Por momentos tocaba recordar que La Albuera tenía dos áreas. Por si Facundo amagaba con echarse la siesta, la Segoviana concedió un córner con una cesión forzada a su portero. El Uxama le puso la mayor tarea de la tarde al meta con un disparo a bocajarro de Albitre que el arquero gimnástico repelió con mérito en una muestra de reflejos. Fue un amago, porque acto seguido Asier, pez en el agua entre espacios, asistió a Mika, que no encontró puerta en el mano a mano. Marcaría tras otro centro medido de Adrián antes de que el asistente levantara el banderín. La Segoviana cerró la manita con un penalti sobre Calleja en área chica que él mismo materializó.

Y terminó al fin el suplicio del Uxama. Los favoritos cumplieron su pronóstico; la Arandina venció en casa del Santa Marta y comparte liderato con pleno de puntos junto al Real Ávila, que será dentro de dos semanas el primer rival de altura en visitar La Albuera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos