La Segoviana estima un presupuesto de 350.000 euros

Agustín Cuenca (segundo por la izquierda), junto al resto de directivos antes de la asamblea./Antonio de Torre
Agustín Cuenca (segundo por la izquierda), junto al resto de directivos antes de la asamblea. / Antonio de Torre

Agustín Cuenca fue proclamado presidente y el club pondrá en marcha una campaña de abonados en colaboración con los cines Luz de Castilla

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

No hace mucho, las asambleas de la Gimnástica Segoviana tenían como punto de debate el aspecto económico, las cuentas y la deuda. Siguen siéndolo, pero en este caso, la Segoviana es un club que ya no tiene deuda, sigue teniendo un respaldo social importante (1.047 socios) y la pena es que no está en Segunda B. El ascenso y consolidar a este equipo en la categoría es el objetivo para la temporada.

El club gimnástico celebró dos asambleas en el salón de actos de la Residencia Emperador Teodosio. La primera, para proclamar en apenas un par de minutos (los que tardó el directivo Mariano González en leer acta de la junta electoral) a Agustín Cuenca como presidente para los próximos cuatro años, ante los aplausos de los socios asistentes, unos 35 en número. «Iniciamos una nueva etapa en la Gimnástica Segoviana, con tres directivos menos de los que nos acompañaban en la anterior (Juanjo Martín, Miguel Ángel Manzanares y Santiago Peraita) y por eso lo primero que quiero hacer es agradecerles públicamente la colaboración y todo lo que han aportado durante estos años a este club, que ha sido mucho. A partir de aquí empieza una nueva etapa», fueron las palabras del presidente.

Siguiendo con el orden del día, presentaron las cuentas de la anterior temporada, divididos en lo que se refiere al primer equipo y al fútbol base. Por lo que se refiere al primer equipo, las partidas establecidas son las mismas que el año pasado: gastos del primer equipo, transporte, alojamiento, manutención, material deportivo, sanitario, arbitrajes, seguridad estadio, gastos personal, gastos fiscales, publicidad, torneo de veteranos, del 'play off', amortización de deudas... para un total de gastos de 422.866,06. En cuanto a los ingresos, sociales, subvenciones de organismos públicos, federativos, taquillas, rifas, publicidad, del 'play off'... para un total de ingresos de 347.219,51. Más gastos que ingresos, cubiertos con la tesorería que ha tenido el club en los últimos tres años. «Queda pendiente de cobrar y no sabemos cuándo, unos 30.000 euros que corresponden a los seguros sociales de los jugadores que estaban en Segunda B», añadió el directivo Fernando Salas.

En cuanto al fútbol base, los gastos hacen un total de 93.547,46, mientras que los ingresos son de 94. 763. La directiva presentó también una comparativa de las cuatro últimas temporadas de gastos y de ingresos. Otro de los motivos de aplauso de los socios fue cuando Salas recordó que la Segoviana «ya es un club que ya no tiene ningún tipo de deuda». Salas añadió que el presupuesto estimado para esta temporada 2019-2020 «que no creemos que supere los 350.000 euros.

Y surgió el debate y el momento de tensión. Ignacio Tapia dijo que para la aprobación de las cuentas «tiene que existir el informe de la comisión revisora; no se pueden aprobar las cuentas sin un informe de la comisión revisora y tenéis una predisposición a que no las veamos». Las cuentas se sometieron a votación y fueron aprobadas por los socios asistentes, con solo dos votos en contra. También el presidente Agustín Cuenca zanjó cualquier polémica. «Si queremos que este club sea mejor, más serio, creo que este no es el camino. Hacemos cosas mal, seguro, pero que vengáis aquí a decir que no queremos enseñar las cuentas y las escondemos cuando ni tan siquiera preguntáis por ellas, me parece vergonzoso y ya estamos hartos de vosotros», dijo.

A partir de ahí, la asamblea se desarrolló por los cauces de la normalidad. Otro punto fue el de los abonos para la temporada, con un cambio. No hay cambios sustanciales. El precio de los pequeabonos sube 10 euros (20 general y 30 en tribuna) y recibirán una camiseta; el abono joven será de 14 a 20 años. La intención es de la llegar a los 1.500 socios y para eso el club pondrá en marcha una serie de iniciativas. El club ofrecerá a cada socio que renueve o se haga nuevo 19 entradas de cine, gracias al acuerdo con Cines Luz de Castilla. Será intransferible, a partir de joven (no entraría el de empresa) o de jubilado o parado.

También recuperará el abono VIP (200 euros), que dio un buen resultado cuando se puso en marcha en Segunda B. Y cualquier socio que haga otro nuevo general, tribuna o empresa, se lleva una camiseta nueva del primer equipo. Si se trae joven, jubilado o parado, una bufanda o una bandera. También simplificarán las entradas, solo habrá dos tipos (general, entraría parado y jubilado, de 10 euros) y otra de cinco a 20 años (joven), de cinco euros.