La Segoviana acoge el debut de Raúl González al frente del Castilla

La plantilla de la Segoviana, en un entrenamiento de pretemporada. /Óscar Costa
La plantilla de la Segoviana, en un entrenamiento de pretemporada. / Óscar Costa

El club azulgrana, tras 48 horas de pretemporada, recibe en La Albuera al filial del Real Madrid

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

El banquillo de La Albuera será el primero en el que repose Raúl González como entrenador del Real Madrid Castilla, que visita a la Gimnástica Segoviana este miércoles (20:00 horas). «Es un jugador que lo ha dado todo en el fútbol español y ha transmitido, sobre todo para la gente más joven, una serie de valores importantísimos», le alaba su homónimo de cargo y apellido, el técnico azulgrana, Manu González. «Tiene una oportunidad muy buena de demostrarse como entrenador y el Castilla va a ser un equipazo esta temporada. Es alguien llamado a ser el primer entrenador del Real Madrid, para nosotros es un honor que venga en su primer partido y una oportunidad muy bonita para los aficionados». La entrada de socios son cinco euros; la general, diez.

«Es un rival de los que gusta que vengan a La Albuera, un filial con grandísimos jugadores es un atractivo para el espectador. Para nosotros es simplemente un entrenamiento», explica González. El filial madridista visitó Segovia el verano pasado con el cuadro azulgrana más rodado en un partido que ganaron los blancos por penaltis tras un 2-2 y una exhibición del segoviano Jorge de Frutos; en esta ocasión, lo hará 48 horas después del primer entrenamiento azulgrana, que tuvo lugar el lunes a las 19:00 horas. «Nos vino en un mejor momento porque ya llevábamos semanas de rodaje. Vamos a tomárnoslo como un entrenamiento, aportando las mismas ganas que siempre, pero hay jugadores que no conocen ni el nombre de sus compañeros. Será complicado demostrar la cara que queremos del equipo, pero no vamos a salir de paseo. Vamos a intentar competir, que es lo que nos gusta».

El amistoso es, ante todo, un ejercicio didáctico para el técnico. «La idea es dar muchos minutos a la gente que no conocemos y a los juveniles. La gente que ya conocemos del año pasado tendrá menos». Asume lo imprevisto de la situación, pero el resultado no es prioritario. «Tiene un componente de riesgo elevado, por no conocerse y no saber lo que quiere el entrenador de ellos, pero la pretemporada está para probar cosas nuevas. Hay que darle la oportunidad absoluta a los jóvenes de que se muestren y demuestren para lo que son capaces. Tienen un escaparate buenísimo».