Otro revés a domicilio

Rubén y Álex Conde, en un momento del partido ante el Virgen del Camino./Peio García
Rubén y Álex Conde, en un momento del partido ante el Virgen del Camino. / Peio García

La Gimnástica Segoviana cae derrotada en el campo del Virgen del Camino

ALEXIS FERNÁNDEZ. ADGVirgen del Camino (León)

No termina de arrancar la Segoviana, que dejó atrás las buenas sensaciones mostradas ante el filial del Mirandés con la segunda derrota a domicilio en este extraño inicio de campaña. Las dudas vuelven a aparecer con este inesperado tropiezo en un campo complicado, pero que debe ser asequible para un equipo que tiene como objetivo final luchar por el campeonato. El tanto tempranero de David afectó a un bando segoviano nervioso que llegó a igualar el duelo justo tras el descanso. Pero un error defensivo volvió a servir en bandeja la ventaja a la intensa escuadra leonesa a media hora del final. Las continuas interrupciones no ayudaron a un bloque gimnástico al que no le sentaron bien los cambios y que no fue capaz de encontrar alternativas ante la muralla defensiva de La Virgen del Camino.

2 CD Virgen del Camino

Isma Blanco; Manu Martínez, Negral, Fran, David; Porfirio Puente; Charly, Esaú, Sergio Rodríguez (David Bandera, min. 76), Dani Alonso (Luis Ferrán, min. 87); e Igor (Gagik, min. 66).

1 Gimnástica Segoviana

Christian; Adri (Iván Sales, min. 74), Javi Marcos, Rui, Chupo; Manu Olmedilla, Asier Arranz; Dani Abad (Elías Hevia, min. 74), Álex Conde, Javi Borrego; y Diego Gómez (Dan Arribas, min. 66).

goles:
1-0 David (min. 8). 1-1 Javi Borrego (min. 47). 2-1 Igor (min. 62).

Segunda salida y segunda derrota. Mucho decir cuando apenas se han disputado tres jornadas de competición. Aunque la visita a Los Dominicos no es sencilla, pagaron caro el segundo tanto encajado y mantienen las dudas mostradas en su primer envite a domicilio en el Ruta de la Plata.

Las cosas no pudieron empezar peor para la Gimnástica Segoviana. Si el objetivo era dejar atrás el tropiezo ante el Zamora en la jornada inaugural, el mazazo en el primer acercamiento a la meta de Christian no ayudó en absoluto. Preocupa más dado que acertó el aguerrido bando foráneo en su única llegada con peligro antes del intermedio. Esaú botó a la perfección el córner que David, libre de marca en el primer palo, cabeceó al fondo de la red.

Desde ese momento, los pupilos de Manu González buscaron imponer su guion de partido. Les costó ante un equipo bregador y muy veterano que se defendió con mucha solidez. Pese a ello, Diego Gómez, con un balón al travesaño, y Dani Abad, con una excelente acción personal inquietaron al marco defendido por Isma Blanco. También probó fortuna Asier Arranz, pero remató desviado antes del intermedio. La inquietud empezaba a ser palpable.

Sin recurrir a ninguna variante táctica nueva, los pupilos de Manu González mejoraron radicalmente en el segundo tiempo. Fruto de ello llegó el gol de Javi Borrego tras una gran acción colectiva que el ariete del conjunto forastero culminó con maestría.

Eran los mejores minutos de la Segoviana. El descanso, y la charla técnica, habían cambiado por completo el escenario. Noqueada, La Virgen del Camino apenas podía sostener las acometidas de un cuadro segoviano volcado al ataque. El peligro era constante, y en una cuádruple acción pudo llegar el 1-2. Pero entre el portero y un defensa local y la desesperante falta de acierto en la definición de los forasteros, el tanto se quedó en un anhelo.

Todo parecía destinado al gol de la Segoviana, pero un fallo defensivo echó por tierra todas las previsiones. Chupo erró en un saque de banda, Esaú recuperó e Igor se estrenó como goleador esta temporada con una brillante definición ante la que nada pudo hacer Christian. Fue un golpe importante, más si cabe cuando la Gimnástica Segoviana se sentía cerca de remontar. El palo importante, aunque hubo respuesta. Eso sí, insuficiente. Porque en la última media hora el equipo gimnástico lo intentó todo. De hecho, Manu González cambió el esquema con dos permutas en la zaga. El efecto no fue el deseado, y las entradas de Iván Sales y Elías no solo no revirtieron la situación, sino que provocaron el caos en un equipo desnortado.

La Virgen del Camino jugó con el crono y consiguió minimizar al máximo que el balón estuviese en juego. La tensión fue en aumento. Prueba de ello fue la expulsión del entrenador local, Roberto Carlos Fernández, tras protestar de forma reiterada una decisión del asistente.

Hubo esperanza hasta el pitido final, pero la sensación de peligro no terminó de llegar para la Gimnástica Segoviana. Un quiero y no puedo que quedó patente con su máximo exponente en ataque: Javi Borrego. El último en tratar de evitar el desastre fue Asier Arranz, que estuvo acertado. Su libre directo se marchó muy desviado y con él se desvaneció la última ocasión de peligro real de los suyos. El resto fueron intentonas a la desesperada que volvieron a poner de manifiesto la nula capacidad para hacer daño a una contrincante completamente replegado.

Sin tiempo para ningún tipo de descanso, la Gimnástica Segoviana tendrá un nuevo compromiso, el derbi ante La Granja, este miércoles en La Albuera.