El Becerril, a un paso de Tercera División

El jugador del Becerril controla el balón esta temporada. /Marta Moras
El jugador del Becerril controla el balón esta temporada. / Marta Moras

Si los becerrileños se imponen hoy al Racing Lermeño conseguirán el ascenso matemáticamente

Ha llegado el momento. Tras una gran temporada en el Grupo A de la Primera Regional, el Becerril se enfrenta a su primera oportunidad para certificar matemáticamente su ascenso a Tercera División. El empate en la tarde de ayer entre el San José de Soria y el CD Diocesanos permite a los becerrileños depender de sí mismos, por lo que si los morados consiguen imponerse al Racing Lermeño, regresarán solo un año más tarde a Tercera.

Los resultados y el calendario han querido que la posibilidad del ascenso como mejor segundo llegue antes de lo previsto. Porque la victoria hoy, desde las 18:00 horas, no aseguraría el liderato a los palentinos, pero sí el ascenso desde la segunda posición. Así que la celebración podría desbordar las calles, pero el Becerril seguiría compitiendo para ser campeón y regresar por la puerta grande. La temporada de los de Edu Narganes ha estado marcada por su regularidad en el último tramo tras unos comienzos titubeantes. Pero es que cambiar de categoría siempre es complicado.

Ahora, los becerrileños se enfrentan a su primer punto de partido. Y lo harán ante un Racing Lermeño que ya no se juega nada. Los burgaleses navegan en la zona tranquila de la clasificación y acuden al Mariano Haro sin agobios por caer en la parte baja de la tabla y sin posibilidades de mirar hacia arriba. Pero el hecho de que jueguen sin presión les da ciertas opciones ante el Becerril. Si los de Narganes consiguen desplegar el juego de las últimas jornadas regresarán a Tercera sin ninguna duda. Sólidos atrás y efectivos en el área rival, el equipo morado recuerda al de los mejores tiempos, cuando ir al Mariano Haro infundía respeto entre los rivales