El puzle de Pablo Huerga en la medular del Palencia Cristo

Pablo Huerga, en el centro, da explicaciones a sus jugadores en un entrenamiento en los campos del Club Internacional de la Amistad. /Antonio Quintero
Pablo Huerga, en el centro, da explicaciones a sus jugadores en un entrenamiento en los campos del Club Internacional de la Amistad. / Antonio Quintero

El técnico leonés trabaja durante la pretemporada para encajar en su esquema a varios centrocampistas

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Pretemporada, época de experimentos. Así se lo toman todos los entrenadores los meses de julio y agosto, antes de arrancar lo que de verdad importa, la temporada regular. Precisamente dentro de la probeta del técnico del Palencia Cristo, Pablo Huerga, se encuentran diferentes ensayos con fórmulas variopintas para encarar una exigente campaña.

Cambios y pruebas que afectan especialmente en el centro del campo, donde el entrenador leonés posee muchas variantes con un componente común, la calidad. Jugadores como Viti, Ivi, Pablo Arnaiz, Chuchi y Adri tienen como denominador común su excelente trato de balón, lo que ha propiciado que este verano muchos equipos de la zona alta de la clasificación se fijasen en estos jugadores como es el caso de Viti, que rechazó una suculenta oferta para hacer las maletas rumbo a la Arandina.

Dentro de todos los ensayos de Huerga durante los dos primeros amistosos, los aficionados morados ya tuvieron la oportunidad de ver a Adri desplazado en una banda, posición que podría ocupar esta temporada el joven jugador para liberar a Chuchi en la media punta. «Adri ya jugó hace dos temporadas en la banda y lo hizo bastante bien. Es un jugador que conoce esa posición, aunque es verdad que el año pasado fue el nexo de unión con la delantera», describe el nuevo preparador del Palencia Cristo, que reconoce que cuantas más opciones maneje, mucho mejor. «Es importante tener futbolistas que se desenvuelvan por diferentes posiciones. Será lo mejor para el equipo», añade.

Y es que si una posición ha reforzado este verano la directiva del Palencia Cristo, ha sido, sin ninguna duda, la del centro del campo, demostrando que el club apuesta este año por el dominio del balón y la posesión. En un principio, con la veteranía de Chuchi por delante de los centrocampistas se engrasará un equipo que cuenta con el liderazgo de Viti en la medular, que podría estar acompañado por Ivi o Víctor Abajo, aunque este último se podría readaptar al eje de la defensa, donde deslumbró el pasado sábado en el derbi provincial contra el Becerril. «Contra la Arandina, Víctor Abajo jugó en el centro del campo y lo hizo muy bien. Contra el Becerril, de defensa central, volvió a demostrar que es un jugador muy completo y con varias demarcaciones en las que cumple con creces», alabó el técnico leonés.

Versatilidad de Alvarito

Pero la buena actuación del jugador salmantino en Carrión de los Condes no fue el único aspecto positivo del segundo amistoso, ya que la versatilidad de Alvarito también se palpó en el tapete verde de El Plantío. A falta de un delantero centro, el vallisoletano se adaptó a su nuevo rol en el conjunto morado y demostró que el gol sigue siendo una de sus armas. Incisivo durante los más de 60 minutos que disputó, Alvarito desesperó a la defensa rival y fue el encargado de abrir el marcador antes del descanso. «Lo hizo muy bien durante todo el partido. Consiguió anotar el gol más difícil, el primero, por lo que es de admirar», destaca Huerga del único delantero reconvertido del que dispone en la actualidad. «Estoy muy contento con la plantilla que tengo hasta ahora, pero si viene un delantero, mejor», destaca el entrenador morado.

Y es que Pablo Huerga tiene en su poder un gran puzle con varias piezas que ya ha empezado a encajar. Chuchi, Viti, Ivi, Víctor Abajo, Alvarito y Zubi (se recupera de una lesión) demuestran sus condiciones. Ahora solo falta que funcionen en el terreno de juego, que será tarea para el técnico leonés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos