Más público en La Albuera

Uno de los operarios introduce material para la instalación de las gradas supletorias en La Albuera./Antonio de Torre
Uno de los operarios introduce material para la instalación de las gradas supletorias en La Albuera. / Antonio de Torre

Comienza la instalación de las gradas supletorias para el importante encuentro de la Segoviana frente al Villarrobledo

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Ya falta poco para el gran día, qué nervios, qué emoción. La Segoviana se juega sus opciones de seguir con vida en esta fase de ascenso. Y hay que cuidar al máximo todos los detalles, deportivos (de eso se encarga el cuerpo técnico) e institucionales. En este último apartado, los operarios de la empresa encargada de montar las gradas supletorias en el municipal de La Albuera (Abenthy Producción) ya han comenzado a dar cuerpo a la imagen que lucirá el municipal de La Albuera este sábado; una empresa que tiene raíces segovianas, y que se encarga del alquiler de carpas, gradas, diseño de interiores, alquiler de todo tipo de estructuras, carpas con montajes representativos como la final de la Champions League de fútbol celebrada en el estadio Santiago Bernabéu en 2010, el torneo Castellón Open Golf; Open de El Espinar... innumerables montajes como los estadios para Copas Davis de tenis celebradas en Santander, Murcia, Marbella, Madrid…

La idea de montar unas gradas supletorias ya la tenía en mente la directiva de la Segoviana en el partido que disputó el conjunto gimnástico frente a la Ponferradina en Copa del Rey. Era el mes de septiembre de 2017. Si hubiera conseguido superar esa ronda, hubiera tocado un Primera División, con todo lo que eso suponía para el equipo y para la ciudad. Ahora, la directiva, con lo que hay en juego, ha retomado aquella idea. Comodidad, seguridad, utilidad...

Conscientes de la importancia que tiene este encuentro frente al Villarrobledo y para facilitar la afluencia masiva de aficionados, se van a instalar dos gradas supletorias en La Albuera que aumentarán el aforo en aproximadamente 700 personas. Para la ocasión, la Gimnástica ha contado con la colaboración económica tanto del Ayuntamiento de Segovia como de la Diputación.

Las gradas se ubicarán a ambos lados de la tribuna principal. Supone incrementar el aforo un 35 por ciento en plazas sentadas –en las supletorias no cabe la opción de ver el encuentro de pie– en el estadio: un total de 1.928. El estadio podría acoger a más de 3.000 espectadores. Y están contratadas para este partido como para el que dispute, ya en la final, si es que consigue superar al Villarrobledo, a la espera del gran objetivo, que no es otro que el del ascenso a Segunda División B.

El club hace un llamamiento a los aficionados para que adquieran cuanto antes su entrada. Se espera una gran entrada, una de las grandes tardes (en el recuerdo está aquella eliminatoria de hace dos años frente al Atlético Malagueño). Será un gran día, otro de esos que quede para el recuerdo gimnástico. «Esperemos que a las siete de la tarde, media hora antes del partido, cuando los jugadores salgan a calentar, el campo ya esté lleno», comentaron desde la directiva.

La directiva también tiene previsto vender bocadillos de jamón (unos 300) y sigue la venta de banderas para engalanar la ciudad, también en la provincia (Cuéllar, Carbonero y Mozoncillo). Se espera la presencia de algo más de un centenar de seguidores del Villarrobledo.