Las primeras carreras de una nueva etapa

El presidente Pablo Alejandro se dirige a los jugadores antes del primer entrenamiento./Óscar Costa
El presidente Pablo Alejandro se dirige a los jugadores antes del primer entrenamiento. / Óscar Costa

Alrededor de 40 jugadores acuden al primer entrenamiento de pretemporada del CD La Granja

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Han pasado casi dos meses. En el último partido de Liga de la pasada temporada, el CD La Granja empataba a dos tantos frente al Almazán y sellaba, con 28 puntos, su permanencia en Tercera División. Demasiadas emociones en el último partido de Liga. Se había sufrido mucho, en una campaña un tanto extraña, pero se había cumplido el objetivo. Era el deseo de toda la familia granjeña, incluyendo a Mario Zúñiga, que jugó su último partido como futbolista.

Dos meses después, el reencuentro. La plantilla del CD La Granja comenzó, a las siete de la tarde, su trabajo de pretemporada. La vuelta al trabajo, el reencuentro de viejos conocidos (el incombustible Pluma, los guardametas Loren y Truji, los lesionados David y Alfonso Mateos, con un tema de conversación sobre sus rodillas, Alfonso Berrocal, Aguirre, Koby, Dani Lázaro, July..., una ausencia, la de Cristian, que se recupera del accidente), los abrazos, los gestos amistosos, el saludo a los nuevos (y fueron unos cuantos), todos ellos a las órdenes de su entrenador, Carlos Fonseca y en presencia del presidente del club Pablo Alejandro con un claro objetivo, un deseo: Consolidar al equipo en la Tercera División y a ser posible, de una manera más tranquila. Después ya será la propia competición la que ponga a cada uno en su lugar.

Tras el nuevo rumbo que quiere dar la directiva al club, y la apuesta por jugadores de fuera, la primera sesión en el campo de El Hospital dio comienzo a las siete de la tarde con un número amplio de jugadores (unos 40), más que el Real Madrid en su concentración de Canadá, con los que ya estaban la temporada pasada, alguno también de Madrid, de la región, extranjeros... alguno de ellos incluso con un currículo a tener en consideración. Va a tener trabajo el técnico estos días.

El conjunto granjeño empieza a coger color (y no solo por el sol y el calor de estos días), una presentación a la que asistieron miembros de la nueva junta directiva, con su presidente Pablo Alejandro y de la corporación municipal, con su alcalde, Samuel Alonso y el concejal de Deportes, para pasar a la charla del entrenador antes de la primera sesión programada por el cuerpo técnico.

Muchas novedades, pero lo que no cambia es la ilusión y así lo transmitió en su mensaje el presidente Pablo Alejandro. «Cuando se empieza una nueva temporada y un nuevo proyecto como va a ser este se acoge con ganas e ilusión, sobre todo después de lo mal que lo pasamos el año pasado. Estar en Tercera este año para nosotros supone un regalo porque fue un sufrimiento continuo. No soy de los que creen en milagros, pero salvarse con 28 puntos ahí ha estado y lo hemos conseguido y por eso damos gracias a Dios, a la plantilla y al cuerpo técnico por seguir en Tercera División. Esperemos que este año suframos menos», añadió el presidente en una etapa en la que el club rompe con lo que venía haciendo en anteriores temporadas. Hemos creído conveniente dar un paso adelante. Es un proyecto nuevo, algo que no hemos hecho nunca y ya veremos cómo sale. De momento, toda la confianza para el cuerpo técnico y en los jugadores». El presidente también que el presupuesto rondará los 110.000, 115.000 euros, dejando una vez más claro que los jugadores no van a cobrar. Y así se lo dijo también a los jugadores durante la charla.

Carlos Fonseca también se muestra ilusionado ante lo que le espera. «Con muchas ganas, en una categoría como la Tercera División que llama la atención. Deseando que empiece a rodar el balón para ir viendo el equipo, jugadores y confeccionarlo lo mejor posible», añadió. Va a ser una labor un poco liosa, pero también necesaria.

Por delante, una semana de entrenamientos, partidos reducidos, juegos, ejercicios, calentamientos en la que el entrenador irá tomando buena nota de las evoluciones y tener más elementos de juicio a la hora de confeccionar una plantilla que sea lo más competitiva posible, que valgan para definir si los jugadores valen para un puesto a otro y aquellas situaciones que resalten las características de cada jugador. El día 24 jugará su primer amistoso frente a una selección de Catar. La idea es contar al final con 22 jugadores en plantilla.

Y por último, el alcalde Samuel Alonso indicó que «era un gusto ver juntos a tantos jugadores en el inicio de la temporada del equipo de nuestro pueblo, un club con una historia digna de alabar. Os ayudaremos en todo lo que podamos».