Un partido prematuro

Manu González e Ivi dialogan antes de la sesión de entrenamiento de este jueves./Óscar Costa
Manu González e Ivi dialogan antes de la sesión de entrenamiento de este jueves. / Óscar Costa

Manu González lamenta que el choque entre Zamora y Segoviana no llegue más adelante

QUIQUE YUSTESegovia

Zamora contra Gimnástica Segoviana. O lo que es lo mismo, el campeón del grupo VIII de Tercera División la temporada pasada frente al subcampeón. Un duelo entre los dos principales aspirantes al título –hasta que otro equipo no demuestre lo contrario– que servirá para dar el pistoletazo de salida a una temporada más larga de lo habitual por la presencia en el grupo castellano y leonés de veintiún equipos (en lugar de veinte).

El choque entre zamoranos y segovianos tendrá, sin embargo, cierto punto descafeinado. Medir fuerzas en la primera jornada de Liga supone que ninguno de los dos equipos llegue en plenitud de condiciones físicas y también tácticas, toda vez que los entrenadores todavía no han tenido tiempo de trasladar a sus jugadores todo lo que de ellos quieren sobre el terreno de juego. Además, iniciar el encuentro con cero puntos en el casillero de ambos conjuntos resta esa pizca de presión que un duelo de estas características puede tener con la Liga ya desarrollada y los objetivos cerca de definirse.

«Es un partido que llega muy pronto. También para ellos», apunta el técnico de la Gimnástica Segoviana, Manu González, quien incluso lamenta que al disputarse en pleno verano muchos aficionados todavía no tengan ese punto de interés en la competición que en otro momento les habría llevado hasta el Ruta de la Plata para presenciar el choque. «Es una mala noticia que los dos primeros equipos del año pasado se vean en el primer partido de Liga. No se va a ver ni la mejor versión del Zamora ni tampoco la nuestra», añade.

Sin los 'refuerzos' del Turégano

Diecinueve jugadores formarán parte de la plantilla de la Gimnástica Segoviana la temporada 2019-2020. Algo más corta que la campaña anterior, el equipo azulgrana no contará finalmente con la aportación de jugadores que con ficha del Turégano –club con el que se alcanzó un acuerdo de filialidad– podían haber formado parte de los entrenamientos y de los partidos de la Segoviana cuando así lo hubiera querido Manu González. De hecho, cuando se firmó el acuerdo con el conjunto turegalense se estableció que cuatro de las fichas del equipo que militará en la Regional de Aficionados serían para jugadores sub-23 con el potencial de jugar en la Segoviana. Sin embargo, los cuatro futbolistas que la dirección deportiva de la Gimnástica Segoviana pensaba para ocupar dichas fichas han rechazado dicha opción. Es el caso de Peli, Centeno, David Moreno y Cuadri, jugadores que han realizado la pretemporada con el equipo azulgrana pero que una vez han visto que no tendrían ficha con el primer equipo han decidido explorar otras opciones. En concreto, a unos diez kilómetros de Segovia, en el CD La Granja en el que tendrán ficha David Moreno y Cuadri.

La ausencia de jugadores del Turégano en la dinámica del día a día de la Segoviana no variará los planes de la dirección deportiva, que descarta realizar alguna nueva incorporación en lo que queda de verano para completar la plantilla. Sin embargo, es más probable que se puede barajar dicha opción en el mercado de invierno, aunque en ese caso tendrá mucho que ver la situación del equipo en la clasificación por el mes de diciembre.

No obstante, el cuerpo técnico del primer equipo también confía en la ayuda que en momentos puntuales de la temporada pueda llegar desde el Juvenil Nacional que dirige Ricardo de Andrés. De hecho, Alfonso, Diego y Arévalo son habituales de los entrenamientos del primer equipo y es probable su entrada en convocatorias de partidos oficiales cuando el desarrollo de la temporada se traduzca en las habituales bajas por lesión o sanción. Ayer mismo, Manu González y Ricardo de Andrés mantuvieron una reunión para abordar el modo de gestionar la subida de juveniles al primer equipo.

Pero como lamentarse sirve de poco, el técnico madrileño prefiere centrarse en las posibilidades que tiene su equipo de comenzar la temporada con tres puntos en su haber. Eso si, para conseguir asaltar el feudo zamorano González no sabe si es mejor acudir al Ruta de la Plata a principio de temporada, cuando todavía el rival puede que no esté del todo afinado, o bien entrada la Liga, cuando la Segoviana tenga un mayor conocimiento de su propio estilo de juego. «Nosotros hemos planteado la pretemporada igual que el año pasado. Vamos a ir de menos a más y no llegamos al 100%», indica el entrenador de la Segoviana, que marca desde el principio la gran diferencia que existe entre los azulgrana y un equipo casi profesional como el Zamora. «Aquí no podemos hacer dobles sesiones ni hacer concentraciones de pretemporada en las que disponemos de los futbolistas 24 horas. Con nuestros medios esperamos estar al 100% a finales de septiembre o principios de octubre».

Todos disponibles

La buena noticia para el preparador azulgrana es que podrá contar con todos los futbolistas del primer equipo a su disposición. Por suerte, durante la pretemporada no ha habido que lamentar lesiones de importancia y Manu González tendrá donde elegir tanto para escoger su primer once de la temporada como para formar la convocatoria. «Cuando todos están a mi disposición y a buen nivel es muy complicado tomar estas decisiones. Me voy a equivocar seguro, pero tengo la suerte de que al equivocarme a la vez estoy acertando porque al final todos están a buen nivel». A dos días del debut, confirma que ya tiene la mitad del equipo titular claro, mientras que en otros cuatro o cinco puestos todavía tiene dudas que resolverá durante las horas previas al choque.

«No me preocupa la falta de experiencia en la portería»

Uno de los puestos en los que la Gimnástica Segoviana contará con novedades esta temporada es la portería. Tras varias campañas en las que Facundo era el principal inquilino de la meta azulgrana (con el permiso de Pablo en algunos momentos), el equipo gimnástico tendrá este año una dupla joven, formada por Christian y David García, que entre los dos acumula cuatro partidos de experiencia en Tercera División (los disputados la campaña pasada por el guardameta segoviano). «No me preocupa porque los dos son muy buenos. El año pasado Juan de la Mata no era nadie pero cuando jugó treinta partidos en Tercera le quería todo el mundo», indicó González, quien espera que casos como el vividos el año pasado por el centrocampista segoviano –ahora en las filas del Numancia B– se repitan con varios jugadores.

Preguntado por quién será el portero titular del equipo esta temporada, el técnico no apostó por ninguno de ellos. «El año pasado Facundo no le dio opciones casi a Christian, que es un chico muy humilde que se ganó con su trabajo jugar cuatro partidos. Ahora los dos (Christian y David) están trabajando bien. Si siguen así tendré que elegir uno y el otro tendrá que esperar su oportunidad. Si sigue trabajando bien tendrá partidos, pero si baja los brazos se lo pondrá más fácil al otro. El que juegue de titular, si lo hace bien y no comete errores, tendrá más opciones de seguir jugando».

La confirmación de Ivi

Uno de los jugadores que aspira a tener un papel con más protagonismo que el que tuvo la temporada pasada es el delantero Ivi. Las salidas de jugadores como Mika o Agus Alonso han dejado libre el puesto de delantero centro titular, lugar en el once por el que pelean el propio futbolistas segoviano, Javi Borrego –llegado este verano procedente del Guijuelo– o un Diego Gómez que en su segunda temporada en el primer equipo también quiere duplicar sus minutos de juego. «La competencia nos viene bien a todos. Con Diego (Gómez), con Dani Arribas, con los dos fichajes que han venido... Si tienes competencia vas a entrenar mejor y eso se va a notar en el partido», indica Ivi, que empezará su tercera temporada en el primer equipo de la Gimnástica Segoviana.

Para conseguir hacerse un fijo en el once de Manu González espera dejar atrás de una vez por todas las lesiones que le han frenado durante las últimas campañas. «Si me respetan espero poder dar el 100% y derribar la puerta para que el entrenador me ponga, sumar minutos y sumar goles». Por ello, intentará que ésta sea la temporada de su confirmación como un delantero de nivel para el conjunto azulgrana, tal y como apuntaba durante las primeras jornadas de la pasada campaña, en la que hasta la llegada de Mika y las primeras lesiones era el delantero titular de la Gimnástica Segoviana. «Las lesiones ahora ya no me afectan tanto. Al principio sí lo hacían, sobre todo hace dos años lo pasé muy mal», reconoce el jugador segoviano. Para solucionar los problemas de lesiones que han impedido su continuidad en el equipo ha cambiado su alimentación y también sus hábitos fuera de los terrenos de juego. «Voy a intentar que las lesiones no se repitan», concluye Ivi.