Fútbol internacional

El Palermo no puede hacer frente a las deudas y desaparece

Paulo Dybala, celebrando un gol en 2015 con la camiseta del Palermo./EFE
Paulo Dybala, celebrando un gol en 2015 con la camiseta del Palermo. / EFE

El club se agarra ya sólo a un recurso que puede presentar hasta el 11 de julio para que la Federación Italiana de Fútbol reconsidere su decisión y así pueda participar en la Serie B

JONAY ANTÓNMADRID

Otro club histórico que parece decir adiós. El Palermo tenía que hacer frente a una deuda de dos millones de euros antes del 25 de julio. A pesar de que todavía había tiempo, la Comisión de Vigilancia de la Federación Italiana de Fútbol (Covisoc) ha observado que no se estaban cumpliendo los requisitos y plazos económicos que requería este organismo al conjunto 'rosinegro'. Por este motivo, ha decidido que no puede jugar en la segunda división italiana la próxima temporada.

Además, el pasado mes de mayo ya se advirtió al Palermo mientras estaba disputando los 'playoffs' de ascenso que debido a sus irregularidades económicos iba a ser descendido a la Serie C (tercera categoría).

Aun así, el conjunto presidido por Roni Foschi tiene una última bala. Puede presentar un último recurso en los próximos cinco días para que la Covisoc 'recapacite' la resolución actual. Asimismo, de ser desestimada o que el equipo del sur de Italia no la presente, el Palermo tendrá que refundarse y empezar a competir en la Serie D, como ya en años anteriores le pasaron a otros históricos equipos italianos como el Parma.

Fundado en 1900, el Palermo jugó en todas las categorías profesionales del fútbol italiano, llegando a varias finales de copa, la última en 2011, donde cayó por 3-1 frente al Inter de Milán.

Pero si por algo es conocido el conjunto 'rosanero' es por la cantidad de jugadores que ha sacado o descubierto especialmente, en este siglo XXI. No hay que olvidar que para el Mundial de Alemania 2006, contribuyó con cuatro jugadores a la selección italiana, que fue campeona de esa edición. Éstos fueron Cristian Zaccardo, Fabio Grosso, Andrea Barzagli y Simone Barone.

Además, potenció a varios jugadores que hoy son conocidos a nivel mundial en distintas demarcaciones. Fue el caso del veterano portero Salvatore Sirigu. También de los defensas Barzagli, Grosso y otros como el danés Simon Kjaer o Emerson Palmieri. En el ámbito de los centrocampistas, se puede visionar a talentos como Javier Pastore, Franco Vázquez o el esloveno Josip Ilicic, que ha terminado de explotar en el Atalanta en las dos últimas temporadas. Entre los delanteros hay atacantes de renombre como el uruguayo Edison Cavani, el argentino Paulo Dybala, Andrea Belotti (Torino) o el ya retirado Luca Toni.