El Palencia Cristo golea (3-0) en casa

Los jugadores del Palencia Cristo celebran el tercer gol anotado por Juan Fraile. /
Los jugadores del Palencia Cristo celebran el tercer gol anotado por Juan Fraile.

Los morados causan buenas sensaciones en su primera victoria en casa y se sitúan en quinta posición en la Liga

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

El Palencia Cristo volvió a reencontrarse con su afición una temporada más en La Balastera, en un partido que fue de menos a más, y donde los morados regalaron una victoria a los asistentes conseguida solo en la segunda mitad del encuentro (3-0).

3 Palencia Cristo

Miguel, Dani Burgos, Pablo, Abel, Obispo, Abajo (Edu Vallecillo, min. 79), Zubi, Charaf, Fraile, Javi Bueno (Edu, min. 70), Adri (Alvarito, min. 67)

0 Atlético Bembibre

Ivanildo, Basalo (Guzzetta, min. 62), Moli, Espi, Iñigo (Héctor, min. 62), Samu, Tano,Willy, Mon, Xavi Barrio, Albertín (Deivis, min. 71)

Goles:
1-0 Javi Bueno (min. 52), 2-0 Charaf (min. 68), 3-0 Juan Fraile (min. 77)
ÁRBITRO:
Francisco Rivera García, colegiado vallisoletano. Amonestó a Víctor Abajo (min. 12) en el Palencia Cristo y a Moli (min. 15) y Samu (min. 72) en el Atlético bembibre
INCIDENCIAS:
Estadio La Balastera. Jornada 3 del Campeonato Nacional de Liga en Tercera División. 200 espectadores. Los jugadores del Palencia Cristo salieron al terreno de juego portando camisetas de la 'Jirafa Tolina',diseñadas por Leticia Martín a beneficio de ASCOL

El partido arrancó con la posesión del equipo morado que intentó controlar el partido desde el inicio. Los de Rubén Gala intentaban llegar al área berciana durante los primeros minutos con jugadas puntuales que no llegaron a fructificar. Dani Burgos buscó un disparo tempranero desde fuera del área, enviando el balón muy pegado al poste en el minuto 5, para dar el primer aviso a Ivanildo, el portero del Atlético Bembibre.

Los rojiblancos tampoco sufrieron en exceso durante los primeros compases del partido e intentaron varios balones en largo buscando a Albertín, el delantero rojiblanco, pero la zaga morada estuvo muy atenta y desbarató las posibles llegadas bercianas. Ambos conjuntos buscaron tocar más el balón sobre todo en el centro del campo. El Atlético Bembibre llegaba al encuentro desesperación de ser colista y no haber logrado ninguna victoria en los encuentros que había disputado hasta la fecha.

La primera ocasión con cierto peligro para los bercianos llegaba en el minuto 19 de partido, tras una falta botada por Tano que no encontró rematador para alivio de los jugadores morados. Pocos segundos después, se dio la misma falta pero en el campo contrario, en un balón que colgó Zubi para que Abel rematase de cabeza, marchándose el balón por encima de la portería de Ivanildo. Avanzaba el partido y el peso del mismo lo seguían llevando los morados. Fraile tuvo otra oportunidad en el minuto 25, pero el cancerbero leonés atajó el balón enviándolo fuera y forzando un nuevo saque de esquina que no aprovecharon los palentinos. Los bercianos buscaron las contras en varias ocasiones pero no fueron capaces de rematarlas anticipándose a ellas la defensa palentina.

Alcanzada la primera media hora de partido llegaba la jugada más polémica, en un balón que llegaba para Charaf, que lograba driblar a varios defensores y que caía en el área berciana sin que el arbitro decretase la pena máxima, dejando avanzar el juego.

Dos minutos más tarde Charaf la tuvo en sus botas pero esperó demasiado a rematar y el balón golpeó en uno de los defensores rojiblancos. La sólida defensa berciana hasta ese momento desbarataba todas las llegadas del conjunto entrenado por Rubén Gala. Poco le duraba el balón en las botas al Atlético Bembibre. A la superioridad morada solo le faltaba encontrar rematador en el área del equipo contrario para que esta se reflejase en el marcador. La mayoría de los pases largos no llegaban a conectar con los delanteros y el partido se convertía en un encuentro algo tedioso para los espectadores que se dieron cita en La Balastera. Al final de los primeros 45 minutos el resultado continuaba siendo el mismo que al inicio. Los morados lo intentaban pero sin generar ocasiones claras.

La segunda parte cambió el partido radicalmente y la superioridad morada fue mucho más notable. Comenzaba el segundo tiempo con un pase en profundidad de Dani Burgos para conectar con Juan Fraile. El jugador morado intentó un disparo que finalmente era despejado por Ivanildo. Los palentinos seguían intentándolo en el segundo tiempo. La mejor ocasión del partido hasta el momento le correspondió a Obispo que lo intentó desde fuera del área en un balón despejado por el meta berciano que mando fuera con los puños. Los intentos con claridad comenzaban a llegar al área leonesa y tras un saque de esquina llegaba el primer tanto para los morados gracias a un remate de cabeza de Javi Bueno sin que nada pudiese hacer el cancerbero para parar el balón (minuto 51).

Los morados seguían intentándolo y en el minuto 55 Adri decidió probar suerte con un disparo lejano, enviando el balón por encima del travesaño. Eran los mejores minutos del Palencia Cristo que empezaba a creerse que podía aumentar la diferencia en el marcador. Un robo de Charaf puso de nuevo en peligro al conjunto berciano. Adri dejaba un pase en la medular berciana para que el autor del primer tanto, Javi Bueno, disparase en esta ocasión un tanto alejado de la portería rival.

Tano probaba suerte poco tiempo después con un balón en largo para Guzzetta (que acababa de saltar al campo sustituyendo a Basalo), pero el portero palentino se anticipó para hacerse con el balón sin problemas. Los bercianos necesitaban de ocasiones de peligro para volver a las tablas iniciales y de nuevo lo intentaron merced a un balón que botó Tano tras una falta encontrando la testa de Moli para que el balón se fuese por encima de la portería. Los morados aumentaron su diferencia en el marcador gracias a Charaf, que en el minuto 68 hacía el segundo tanto en un balón que solo tuvo que empujar sin que nada pudiese hacer el portero berciano. Zubi volvió a avisar con un buen disparo que se iba rozando el palo de la portería rival. El conjunto morado lograba el tercero tras un balón recuperado por Alvarito, que dejaba en profundidad para Fraile, que solo tuvo que disparar a portería para hacer el tercer gol y dejar sentenciado el encuentro en el minuto 76.

El Bembibre intentó recortar distancias con un remate de cabeza de Willy, que no encontró portería ya cerca de los minutos finales. Los palentinos seguían poniendo contra las cuerdas a los rojiblancos y no pararon de buscar ocasiones hasta los minutos finales del partido. Los morados se impusieron finalmente en un partido en el que pudieron caer más goles del lado local. El Palencia Cristo descansa tranquilo después de las dos victorias conseguidas esta temporada.