Tercera División

El Palencia Cristo decide el partido en diez minutos

Álex Salt despeja el balón ante la llegada del jugador del Bembibre. /LOF
Álex Salt despeja el balón ante la llegada del jugador del Bembibre. / LOF

El equipo palentino duerme a un solo punto de los puestos que dan acceso al ‘play-off’ tras imponerse al Bembibre

A. SALMERÓN (OPTA) Bembibre (León)

El Palencia Cristo Atlético es el equipo más en forma del grupo VIII de la Tercera División. Y lo ha demostrado con una nueva victoria, la octava consecutiva, en casa del Atlético Bembibre, un equipo que jugaba sin ninguna presión.

El Cristo Atlético se impuso por la mínima en su visita al Atlético Bembibre en un encuentro en el que anotó dos goles antes del minuto 10 y consiguió vivir de esa renta ante un pasota equipo leonés, que solo intentó ir de verdad a por el encuentro en los 25 minutos finales. Pero ahí topó con la perfecta organización de un Cristo que se trabajó la victoria, que al final fue por 1-2 a merced del tanto de Willy, que le puso la emoción a los minutos finales. A pesar de que tuvieron que sufrir en los últimos instantes, los de Jonathan Prado dominaron el choque y nunca vieron peligrar los tres puntos.

La fortuna se alió de inicio con el Cristo Atlético, que a los cuatro minutos tuvo un disparo de Adri que parecía sin peligro pero se envenenó al tocar en Samu, engañar a Omar y colarse finalmente en el fondo de las mallas. Pero ahí no paró la cosa. Y es que tres minutos después, Viti empalmaba una volea espectacular desde la frontal del área que sorprendía a Omar y sentenciaba el encuentro de manera casi definitiva.

Ese fulminante 2-0 dejó al Atlético Bembibre muy tocado a pesar de que aún quedaba la gran mayoría del partido por disputarse y que un gol les metería de nuevo en la pomada. Pero los locales parecieron entregar el encuentro tras ese 0-2 ante un Cristo Atlético que además mostraba poderío, fuerte en todas sus líneas y muy bien posicionado. Uno de los grandes aciertos de los morados fue no entrar nunca en el juego del Atlético Bembibre. Prado ha conseguido que su equipo sepa manejar los partidos y no acabe siempre en un juego de ida y vuelta.

En medio del dominio palentino, el Bembibre tuvo una única ocasión para recortar las distancias antes del descanso con un balón que se encontró sin saber muy bien cómo Willy. Pero al no esperársela se entretuvo demasiado lo que dio tiempo de sobra a la defensa local a robarle la cartera y abortar el peligro. Con el 0-2 se llegó al tiempo de descanso. En la segunda parte, el Bembibre ya con todo perdido buscó con algo más de intención la portería de Rubo para, por lo menos, dejar una actuación digna en la segunda parte. Pero la tarea no era sencilla ya que el Cristo no relajaba en defensa, dejando muy poco espacio para las acometidas locales. De hecho, gestionando cómodamente su ventaja, pudo el Cristo hacer aún más sangre a la contra, y en el minuto 53 en una jugada muy rápida acabó en un disparo de Viti que se estrelló en la cepa del poste cuando el banquillo visitante ya cantaba el 0-3.

Un 0-3 que Viti tuvo de nuevo en las botas unos minutos después, pero esta vez Omar estuvo más afortunado que en los dos primeros goles, salvándole el mano a mano al delantero rival.

El Bembibre siguió apretando y en el 64 pudo recortar distancias pero esta vez fue uno de sus delanteros, Rubo, el que marró en el mano a mano ante el meta contrario. Pero por fin en el 74 encontrarían los locales la portería contraria, en un remate inapelable de Willy a la salida de un córner.

Pero el Palencia Cristo Atlético apretó en defensa y solo concedió una opción más a su rival, ya en el minuto 86 en un disparo de Buyago solo ante Rubo por encima de su meta. El Cristo aguantó los arreones locales para llevarse una victoria trabajada y merecida. Los palentinos duermen esta noche a un solo punto de los puestos de ‘play-off’ y seguro que están muy atentos a los encuentros que se disputan en el día de hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos