El Palencia Cristo, en caída libre

Alvarito y Adri se lamentan tras el segundo tanto del Numancia B./Marta Moras
Alvarito y Adri se lamentan tras el segundo tanto del Numancia B. / Marta Moras

Los morados dejan escapar un punto en el último minuto y suman la tercera derrota consecutiva

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Crisis de identidad y de resultados en el Palencia Cristo. Los morados encajaron ayer una dolorosa derrota ante un rival directo por el 'play off' como el Numancia B, que aprovechó un error en cadena en el último minuto para llevarse los tres puntos y hacer justicia a lo visto sobre La Balastera. Y es que el equipo de Pablo Huerga está en caída libre al sumar su tercera derrota consecutiva, en la que la imagen ofrecida fue preocupante. La noticia positiva es que los morados se podían haber llevado ayer los tres puntos ante el filial soriano con el empuje, con más corazón que cabeza, de los últimos minutos de un encuentro dominado por el joven filial hasta el minuto 65.

1 Palencia Cristo

Samu, Dani Burgos, Ángel (Pablo, min. 74), Kaká, Garci, Viti (Chuchi, min. 56), Zubi, Abajo (Ivi, min. 56), Adri Herrera, Adri y Alvarito.

2 Numancia B

Taliby, Silva, Mateo, Cámara, Marcos, Ander, Beli (Arana, min. 82), Guillermo (Manu Calvo, min. 76), Ferrer (Alfredo, min. 68), Vallejo y Moha.

0-1
Ferrer (min. 27)
1-1
Alvarito (min. 64)
1-2
Alfredo (min. 92)

El partido empezó rindiendo un homenaje a la siesta. Dominio alterno y estéril de los dos equipos, que estaban más preocupados en controlar lo que hacía el rival, que en generar el propio peligro. Tan solo un lanzamiento lejano de Ferrer inquietaba a Samu, que hoy suplía en la portería a Adri Muñoz, que según su entrenador había padecido una gastroenteritis en las últimas horas y no estaba al 100%. Con el paso de los minutos, los visitantes se empezaban a adueñar de la pelota. Las pérdidas de balón del Cristo empezaban a ser preocupantemente cada vez más cerca de su propia área, lo que aumenta exponencialmente las posibilidades de que el filial numantino se adelantara en el marcador. Ya avisaba Ander en el minuto 25 con un disparo lejano, que tan solo el larguero era capaz de repeler.

Era la precuela de lo que se avecinaba, pues dos minutos más tarde, el propio Ander aprovechó una peinada de un compañero para que, escorado, fusilara a Samu (el árbitro dio el gol a Ferrer, que empujó el balón dentro de la red). Se hacía justicia a tenor de lo visto en el maltratado césped de La Balastera. El tanto no espoleó a los de Huerga, que eran incapaces de meter mano a los numantinos. El segundo tanto de los sorianos estaba más cerca que el empate, pues los palentinos no inquietaban los dominios de Taliby, que disfrutó plácidamente de la primera mitad. Cuando la primera parte expiraba, un eléctrico Moha estuvo a punto de hacer el segundo, que hubiese matado el encuentro.

Sin reacción

La siesta del Palencia Cristo duró otros quince minutos más. Un cuarto de hora, en el que los numantinos pudieron ampliar la diferencia hasta el cero a tres, si no llega a ser por la buena colocación de Samu, que detuvo dos claras ocasiones de Moha y Ferrer. Obligado a mover el banquillo por la superioridad del rival, Huerga dio entrada a Chuchi y a Ivi. Refresco en el centro del campo con la idea de romper la presión del Numancia B y buscar la espalda visitante con la calidad en el pase de Chuchi.

Precisamente, el temple y la precisión del palentino cambió el partido. El Numancia ya no llegaba tan cómodo al área morada y los palentinos empezaban a buscar las cosquillas a los sorianos. Una falta botada por Chuchi y rematada por Kaka, puso en bandeja a Alvarito, el mejor del Cristo en las últimas jornadas, el gol. Una igualada muy apetitosa para los de Pablo Huerga, que veían cómo en la siguiente jugada, Beli estuvo a punto de poner por delante a los sorianos.

Parecía que los dos equipos querían ganar y el partido, por momentos, se rompía. El letargo de los primeros minutos se convertía en un frenesí de ocasiones por los dos bandos, aunque ninguna se materializaba. A falta de ocho minutos para el final, Moha la volvía a tener y, en la jugada siguiente, el línea anulaba un gol por fuera de juego a Adri. El desajuste de los últimos minutos perjudicó más al Cristo, que, por intentar llevarse los tres puntos, terminó perdiendo uno con un error de todo el equipo. Tras un córner, los morados no se replegaron, lo que propicio que Alfredo aprovechara la mala salida de Samu para llevarse los tres puntos de La Balastera.

Una derrota cruel, aunque justa del Palencia Cristo, que el domingo juega contra el Virgen del Camino. ¿Será una final para Huerga?

 

Fotos

Vídeos