Tercera División

El Palencia Cristo Atlético enciende La Balastera con su fútbol

Zubi recibe la falta del jugador del Unionistas. /Marta Moras
Zubi recibe la falta del jugador del Unionistas. / Marta Moras

Los de Jonathan Prado firman el mejor partido de la temporada para imponerse al Unionistas

LÍA Z. LORENZO Palencia

El Palencia Cristo Atlético firmó un partido de los que cambian tendencia. El equipo palentino se impuso al Unionistas gracias a que explotó como nunca su talento, con un Ivi imperial y un Zubi tan letal como siempre.

Ambos equipos tenían prisa en los primeros compases del partido, cuando el balón volaba de área a área, casi sin respiro y sin pasar apenas por la medular. Fue el Unionistas el primero en bajar la pelota y empezar a tocar en el centro del campo mientras que el Palencia Cristo daba un paso atrás para intentar crear peligro en una contra. A pesar de la intensidad en el terreno de juego, los porteros eran meros espectadores, alejados de la zona de influencia del juego. Hasta que el Palencia Cristo adelantó su línea de presión y empezó a robar en campo contrario. Primero fue Álvaro el que se adelantó a Jorge Alonso para lanzar la contra morada. Diego Gil terminó la jugada con un medido centro al que no llegó Abajo por centímetros con el portero ya batido. La jugada terminó anulada por fuera de juego, pero dejaba muy claras las intenciones de los locales, presión arriba y mucha verticalidad.

En la siguiente jugada llegaría la segunda ocasión de los palentinos. Molina falló en el saque de puerta y Viti a punto estuvo de aprovecharlo. Pero el guardameta se rehizo y sacó el mano a mano a córner. Las llegadas del Palencia Cristo espolearon a los jugadores del Unionistas, que iban a tener una oportunidad muy clara en una gran jugada de Cristo por la derecha que finalizó con un centro al punto de penalti ante la llegada de Isaac, que le había ganado la posición a Kaká. El remate forzado del blanquinegro se escapó por encima del marco de Guille. Las ocasiones llegaban con cuentagotas, pero el fútbol iba creciendo en La Nueva Balastera.

El Palencia Cristo buscaba una y otra vez la espalda de Luis Obispo en sus rápidas transiciones y a punto estuvo de llegar el gol en un centro de Ivi que Zubi, solo en el punto de penalti, golpeó con el interior para intentar colocar la pelota en el palo largo. Pero el toque no fue preciso y la pelota se marchó desviada. Los palentinos perdonaban y los salmantinos trataban de sacudirse la presión de los morados en la salida del balón. Pero el Cristo Atlético había encontrado un filón en la espalda de Luis Obispo y Juanpa. Salt sacó maravillosamente bien una falta en su campo para que Ivi se plantara en el mano a mano con Molina tras un control perfecto. Pero el jugador morado cruzó en exceso y el balón se marchó fuera, rozando el palo.

Ocasiones

Respondieron los blanquinegros en un centro de Jorge Alonso desde la izquierda que Isaac, con un cabezazo, mandó mansamente a las manos de Guille. El partido era eléctrico, con destellos de calidad. Antes del descanso, los palentinos iban a gozar de una doble ocasión que tampoco terminaría en gol. Molina respondió primero al duro disparo de Ivi desde fuera del área y Juanpa envió a córner el lanzamiento de Zubi, que había recogido el rechace dentro del área. Iba a ser el último chispazo de los primeros 45 minutos.

Empezó la segunda mitad y nada cambió, con un Palencia Cristo crecido tras una gran mitad. Era como si, de repente, los jugadores se hubieran soltado y el talento brotara a borbotones. Ivi, el mejor de los morados, recogió un balón en el centro del campo y empezó a esquivar rivales. Uno, dos, tres...hasta cuatro jugadores unionistas cayeron al paso de un Ivi que llevaba la pelota cosida al pie. Su pase en profundidad ante el desmarque de Diego Gil lo desvió la defensa. Pero el rechace llegó hasta las botas de Zubi, que envolvió la pelota, para evitar a la defensa blanquinegra, plantarse delante de Molina y, con un sutil toque de interior, mandar la pelota al fondo de las mallas. Era el minuto 48 y el Palencia Cristo había impuesto su fútbol para adelantarse en el marcador.

Pero enfrente tenía al Unionistas, uno de los equipos más sólidos de la Tercera División. Los visitantes pudieron empatar en la siguiente jugada, cuando Razvan apareció por primera vez en el partido para marcharse en velocidad por la banda izquierda y poner un centro envenenado que Kaká, inconmensurable durante los 90 minutos, logró sacar a córner sobre la línea de gol ante la llegada de Isaac. El delantero blanquinegro iba a gozar de otra ocasión clarísima en un mano a mano tras un mal despeje de la zaga morada. Guille dudó en la salida e Isaac cruzó demasiado con el interior. Los minutos volaban en La Balastera, con dos equipos con clara vocación ofensiva. Los salmantinos recurrían a un fútbol más horizontal, mientras que los palentinos se mostraron mucho más verticales en la tarde de ayer.

El Unionistas apostó por tener más el balón y, aunque no muchas veces no creaba peligro, sí obligó al Cristo a meterse un poco más y, sobre todo, frenó las contras de los morados. A pesar de todo, Jesús Torres tuvo la sentencia cuando peleó un balón que parecía perdido. El delantero acabó ganando la posición a Juanpa, pero su forzado disparo lo desvió con el pie Molina. Quedaban diez minutos para el final y los nervios empezaron a atenazar a los veintidós futbolistas. Unos porque tenían miedo a perder lo que ya tenían, otros porque se veían incapaces de remontar.

Los últimos diez minutos se caracterizaron por el toque de corneta del Unionistas, que se lanzó en tromba a una orgía de centros laterales que no crearon ningún peligro a la defensa morada. El Cristo Atlético sumó muchos méritos en la victoria de ayer, pero el más importante fue el de desquiciar al Unionistas, que se iba a quedar con uno menos, a partir de un juego presionante y unas contras letales. Los palentinos desplegaron todo su potencial, con un Ivi espectacular en la conexión entre el centro del campo y los delanteros. El fútbol sonríe ahora a un equipo que empezó titubeante pero que ha sabido encontrarse a sí mismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos