Oportunidad perdida entre expulsiones

Dani Lázaro, en el partido frente al Briviesca disputado en El Hospital./Antonio de Torre
Dani Lázaro, en el partido frente al Briviesca disputado en El Hospital. / Antonio de Torre

El CD La Granja cae frente al Briviesca en un partido con polémica y se asoma al abismo

LUCAS MÉNDEZ (OPTA)Briviesca

El CDa Granja perdió la oportunidad de tomar aire ante un rival directo en la lucha por la permanencia y cayó derrotado en un partido con mucha polémica en el que acabó con nueve jugadores tras las rigurosas expulsiones de Lorenzo y Kike. Arce, Soto y Rubén marcaron las tres dianas que hunden al conjunto entrenado por Diego Yepes y que aporta oxígeno a un cuadro locatario que encadena nueve partidos sin perder.

3 Briviesca

Marco; Saúl, Pibe, Cristian, Iván; Soto (Sedano, min. 60), Espinosa, Mena (Hontoria, min. 74), Arce; Rubén (Renedo, min. 65) y Juanpa.

0 CD La Granja

Lorenzo; Aguirre (Pau, min. 46), Kike, Berrocal, Alcubilla; Juli; Mario, Terleira (Trujillo, min. 26), Guty, Lázaro; e Ionel (Gabriel, min. 76).

goles:
1-0 Arce min. 27; 2-0 Soto min. 39; 3-0 Rubén min. 52.

No hubo un dominador claro en los primeros compases del encuentro. Ambos equipos eran conscientes de lo que se jugaban, por lo que pugnaron por la posesión del esférico en el centro del campo. El equipo visitante tuvo varias ocasiones para equilibrar la balanza de su lado, pero siempre se encontró con un gran Marco. El portero detuvo a la perfección un disparo de Lázaro en un mano a mano y vio cómo otro intento se marchó por arriba.

La igualdad imperó hasta que llegó la jugada que iba a marcar el devenir del choque. La zaga del Briviesca mandó un balón a la espalda de la defensa rival que el meta Lorenzo salió a despejar. Sin embargo, el guardameta erró en su intento y Juanpa le ganó la partida. Al cancerbero no le quedó otra que derribarlo antes de que chutase a puerta vacía.

El colegiado del encuentro no dudó ni un instante en señalar penalti y enseñar la tarjeta roja al meta de La Granja, un excesivo castigo protestado por el banquillo visitante. Arce, a lo Panenka, transformó la pena máxima. Mazazo para La Granja, que desde ese momento fue a remolque.

Como es obvio, el Briviesca comenzó a dominar el choque y a aprovechar los espacios con un hombre más. Al bloque visitante no le quedó otra que buscar la igualada, ya que de nada le servía la derrota. Ello provocó que el equipo entrenado por César Rodríguez tuviese muchas oportunidades de salir al contraataque. Por esa vía llegó la segunda diana.

En el minuto 39 de partido, Soto aprovechó un centro desde la izquierda de Iván tras un contraataque para matar el encuentro con el 2-0. Un resultado que semejaba insalvable para La Granja, que tenía un hombre menos, aunque quedaba la segunda parte. Además, el bando local iba a buscar sangre tras el descanso.

Y es que al regresar de los vestuarios, los hombres de Diego Yepes se encontraron con el 3-0. Rubén, que ya marcó en el duelo de la primera vuelta, se elevó más que nadie para mandar al fondo de la red un centro en una falta lateral. De esta manera, el Briviesca se estaba imponiendo a un rival directo en la lucha por la permanencia y, además, ganándole el golaveraje, ya que el resultado el pasado mes de noviembre había sido 1-1.

Con el tercer tanto, César Rodríguez buscó tener el control del partido y tomó decisiones para que no hubiese ningún sobresalto. El entrenador local cambió a los jugadores que estaban amonestados y arrinconó a La Granja en su área en lo que se transformó en un monólogo y un ataque constante.

Además, las malas noticias para el conjunto foráneo seguían llegando. Kike fue expulsado después de soltar el brazo en una pugna con un rival en la que se fueron agarrando. De esta manera, los visitantes bajaron los brazos y se dedicaron a defender su orgullo. Con dos futbolistas menos, había poco margen para la reacción. Por otro lado, el Briviesca se contentó con el resultado y no disfrutó de ocasiones reales de peligro.

El conjunto briviescano sale de los puestos de descenso al derrotar a La Granja, que cae al decimonoveno puesto. Después de encarrilar nueve jornadas sin conocer la derrota, los pupilos de César Rodríguez ven la luz y meten en la zona roja al Cebrereña. Por otra parte, el equipo granjero ve cómo a falta de nueve partidos para el final se le complican muchos las cosas.