Lukaku, de la pobreza a ser pichichi del Mundial

Lukaku celebra un gol a Túnez./REUTERS
Lukaku celebra un gol a Túnez. / REUTERS

El delantero belga confesó en una entrevista a TPT que ver a su familia arruinada, cuando tenía apenas seis años, le sirvió como motivación para ser futbolista

COLPISAMadrid

Romelu Lukaku se convirtió este sábado en el máximo goleador de la historia de la selección belga en los Mundiales, llegando a la cifra de cinco tantos, cuatro en esta Copa del Mundo y uno en la de Brasil 2014. Con apenas 25 años, el del Manchester United es el máximo realizador histórico de su selección con 38 tantos. Sin embargo, lo que actualmente es una vida de dinero y éxito, empezó en un hogar humilde, con una familia con graves problemas económicos y con el fútbol como única manera de escapar de aquella dura realidad.

«Con seis años me di cuenta de que estábamos arruinados« confesó Lukaku en una entrevista a The Players Tribune. Se suponía que ese no era su destino. Su padre, Roger Lukaku, fue jugador de fútbol en la segunda división belga, pero cuando Romelu era pequeño «estaba al final de su carrera y el dinero se había acabado». Su familia vivía una situación desesperada.

«Hubo un momento que me hizo prometerme a mi mismo que iba a ser jugador de fútbol. Un día llegué a mi casa y vi a mi madre mezclando agua en una taza de leche del día anterior para mi. No teniamos dinero ni para comprar leche. No dije nada. Me tomé la taza y me marché. Me juré a mi mismo que no podía permitir que mi madre viviese así« afirmó la estrella belga.

Cuesta creer, al oirlo contar sus primeros años de vida, que Lukaku consiguese llegar lejos en el mundo del fútbol. «No podía ver partidos porque tuvimos que quitar la televisión por cable. Recuerdo un día que llegué a la escuela y todo el mundo hablaba de la volea de Zidane en la final de la Champions. Yo no la había visto. Tampoco teniamos dinero para botas de fútbol, así que las tenía que compartir con mi padre. Cuando él volvía de entrenar me las dejaba y yo me iba a jugar« confesó. Sin embargo, eso no hizo que abandonase su sueño. »Un día le pregunté a mi padre a qué edad había empezado su carrera. Me dijo que a los 16. Me puse como objetivo debutar a esa edad«

Pero en ese camino hacia el éxito, Lukaku no solo tuvo que sorportar problemas económicos, si no también las burlas y los ataques de los que le acusaban de ser mayor de lo que decía por el desarrollo de su cuerpo. «Cuando tenía 11 años, hubo partidos que otros padres venían a decir que yo no podía jugar, que no tenía la edad que decia tener, que querían saber donde había nacido. Yo les decía que era belga. No entendía nada« afirmó Romelu.

Aunque si algo ayudó al delantero del Manchester fue su llegada a Bruselas para jugar en en el Anderlecht. «Es una ciudad multicultural. Había muchos congoleños (Lukaku es de ascendencia congoleña). Me ayudó a crecer« confesó. Con apenas 16 años debutó con el Anderlecht, y con 17 con la selección belga. Actualmente, con 25 años, es pichichi del Mundial y juega en un equipo que ha pagado 90 millones de euros por él. Un sueño cumplido gracias al fútbol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos