Ottmar Hitzfeld, adiós con ambición

Hitzfeld, durante un partido. /
Hitzfeld, durante un partido.

El veterano alemán repite al mando del equipo helvético para transmitir su capacidad para la estrategia

IMANOL LIZASOAIN

Ottmar Hitzfeld es uno de los seleccionadores más veteranos de este próximo Mundial. A sus 65 años de edad Hitzfeld puede presumir de ser uno de los cuatro técnicos que han logrado ganar la Liga de Campeones con dos equipos distintos (Borussia Dortmund y Bayern Múnich). Ernst Happel, Jupp Heynckes y José Mourinho son los tres restantes. Desde 1998 hasta 2004 dirigió al Bayern de Múnich, a donde regresaría en la campaña 2007/2008. Tres Copas alemanas, cinco Bundesligas, una Champions League y una Copa Intercontinental son su bagaje como entrenador del Bayern.

El alemán se hizo cargo de la selección suiza en 2008. La experiencia de Sudáfrica le dejó un sabor agridulce, ya que a pesar de ganar a la que fuera campeona del mundo en esa edición, no consiguió pasar la fase de grupos por falta de ambición y atrevimiento, facetas que el veterano técnico se ha propuesto cambiar en su camino hacia Brasil. Sin revolucionar su estilo de juego, Hitzfeld ha fortificado el centro del campo con la intención de mostrarse como un equipo capaz de generar peligro en ataque (aspecto que le falto en Sudáfrica) manteniendo el orden de su defensa. Ottmar Hitzfeld se despedirá definitivamente de los banquillos tras el Mundial de Brasil después de 31 años en los terrenos de juego y 25 títulos en su palmarés.