Liga

Medio siglo de goles fantasma

El remate de Messi pasó la línea de gol de la portería de Neto. /@casadelfutbol
El remate de Messi pasó la línea de gol de la portería de Neto. / @casadelfutbol

Desde el tanto de Hurst en el Mundial de 1966, pasando por el de Míchel, Orbaiz y el más reciente de Leo Messi, muchos han sido los goles que fueron y que no subieron al marcador

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Medio siglo sin solución a los goles fantasma. Al menos en España es imposible decidir en el momento si un balón ha traspasado la línea de gol o no. Y eso que es una polémica que viene de lejos. En concreto desde hace 51 años cuando Inglaterra ganó el Mundial de 1966 gracias a un gol de Hurst en la final contra Alemania que nunca debió subir al marcador. Entonces no se hablaba de VAR, claro, pero sí había televisión que demostró que el balón no había entrado. Desde entonces muchos han sido los goles fantasma que no deberían haber subido al marcador y otros que sí deberían haberlos dado como válidos por parte de los árbitros.

El último gol fantasma que ha reabierto esta polémica ha sido el tanto de Messi en el partido del Barcelona ante el Valencia. En otras Ligas, como la Premier, la Liga alemana o la Liga italiana, existe la tecnología para definir si la pelota supera o no la línea de gol, pero en la Liga no. Tampoco estará la próxima temporada porque lo que se va a instaurar es el VAR, que no incluye el ojo de halcón, por lo que la polémica seguirá vigente medio siglo después del primer gol fantasma.

El primer gol fantasma

El Mundial de Inglaterra fue el primero que se retransmitió por televisión, pero ello no impidió que los anfitriones se llevaran el título gracias a un gol que nunca existió. Corría el minuto 101 de la final cuando Geoff Hurst recibía el balón dentro del área y disparaba a media vuelta ante la portería del alemán Hans Tilkowski. El balón se estrelló en el larguero y el rebote botó sobre la línea de gol antes de salir despedido fuera de la portería. Nunca entró, pero sirvió para que Inglaterra ganara su Mundial.

El gol de Michel en México'86

Uno de los goles fantasma más recordado por los aficiondos españoles fue el de Michel en el partido del Mundial de México de 1986 ante Brasil. El centrocampista del Real Madrid lanzó un zapatazo desde fuera del área que tras tocar en el larguero botó dentro de la portería y salió rebotado hacia fuera. El colegiado Christopher Bambridge no concedió el tanto y Brasil terminó ganando el partido gracias a un gol de Sócrates.

Lampard, sin gol en el Mundial de Sudáfrica

Alemania se tomó la revancha del gol del Mundial de 1966 en la cita mundialista de 2010 en Sudáfrica. El partido de octavos de final enfrentaba a Alemania e Inglaterra y Frank Lampard chutó desde fuera del área y el balón tocó el larguero y posteriormente botó dentro de la portería para después salir. Ni el árbitro ni el asistente lo vieron así. Era el empate a dos y al final los germanos se llevaron el triunfo por 4-1.

Mali marcó ante España en el Mundial sub’17

España se vio beneficiada del error arbitral en las semifinales del Mundial sub’17 disputado ante Mali en la India hace unas semanas. El colegiado no vio cómo el derechazo de Doucoure sobrepasó la línea tras pegar en el larguero de la portería de Álvaro Fernández cuando el marcador iba 0-2 a favor del equipo de Santi Denia. España se acabó metiendo en la final tras ganar por 3-1.

Orbaiz, golazo en el Bernabéu que no se concedió

Pablo Orbaiz siempre recordará el partido en el Santiago Bernabéu de la temporada 2004-05. El centrocampista rojiblanco lanzó un zapatazo en el minuto 18 desde casi el centro del campo que pilló a Iker casillas adelantado. Tras tocar el balón el larguero botó dentro, pero ni el colegiado ni el asistente vieron que había sido gol. Finalmente el Athletic ganó 0-2 y el tanto de Orbaiz quedó como una anécdota.

El gol del Barcelona en el Benito Villamarín

La pasada campaña el Barcelona vio cómo empataba ante el Betis después de que el colegiado no viera un gol legal del equipo azulgrana. El balón centrado por Aleix Vidal fue rematado por el defensa del Betis Piccini y acabó entrando en la portería local por un margen de 57 centímetros antes de que el también verdiblanco Aissa Mandi lo despejara. Ni Hernández Hernández ni su asistente lo vieron y el partido terminó en empate.

Carlos Vela, ni gol ni fuera de juego

En la temporada 2015-16, el Barcelona vivió otro gol fantasma en Anoeta ante la Real Sociedad. Con el 1-1 en el marcador y todo por decidir, un disparo de Carlos Vela se estrelló en el larguero de la portería defendida por Ter Stegen para posteriormente botar sobre la línea, sin que quedase claro si llegó a rebasarla o no. El remate había sido anulado por Gil Manzano por un fuera de juego de Juanmi cuando disparó su compañero.

Gol del Barcelona tras salir el balón

El partido entre el Barcelona y el Málaga de esta temporada tuvo una polémica con la línea de fondo. El conjunto azulgrana se adelantó con un gol ilegal. Gerard Deulofeu marcó tras una asistencia de Digne que debió ser invalidado. Antes de que el francés asistiera a su compañero, el balón había traspasado la línea de fondo. El trío arbitral dio validez al tanto y los de Ernesto Valverde se pusieron 1-0.

El gol de Messi que no subió al marcador

El partido entre el Valencia y el Barcelona terminó en tablas. Un remate de Messi se le escapó a Neto, portero del Valencia, y acabó traspasando la línea de la portería. Ni Iglesias Villanueva ni su asistente lo vieron y el gol no subió al marcador a pesar de las protestas azulgrana. Las imágenes demostraron lo que ya se había visto en directo y que no era otra cosa que debería haber subido el gol al marcador.

Mile Svilar, en la Champions sí hay ojo de halcón

Mile Svilar nunca olvidará el debut en la Champions en el partido entre el Benfica y el Manchester United. A falta de 25 minutos para el final, el equipo de Mourinho sacó una falta muy cerca de la línea de banda y el portero atrapó el balón, pero inexplicablemente se fue hacia atrás con los brazos extendidos hasta que se metió dentro con el balón incluido. La tecnología del ojo de halcón concedió el gol al equipo inglés que supuso la victoria.