Manu González presume de la Segoviana como «la mejor» del grupo pese a caer en Zamora

Rui controla el balón en el partido ante el Zamora. /Juan Martín-Gimnástica Segoviama
Rui controla el balón en el partido ante el Zamora. / Juan Martín-Gimnástica Segoviama

El técnico azulgrana defiende su propuesta pese a «errores que no se pueden cometer» en defensa

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

La Segoviana encajó el domingo tres goles, una suerte que solo tuvo que lamentar el curso pasado dos veces en 42 partidos. Pese a ello, el técnico azulgrana, Manu González, no compara el 3-0 en Zamora con la derrota, de idéntico resultado, que padeció su equipo en el campo del Numancia B. «Ese partido sí que fue muy malo. Llevábamos 12 jornadas sin perder y a mí, anímicamente, me hizo mucho daño porque no reconocí a mi equipo. Si pierdo así los partidos [como en Zamora] no me quedo intranquilo. Estamos tres puntos por detrás, es algo que no queremos, pero quedan muchas jornadas por delante y el equipo está bien. Ahora, atrás somos conscientes de que tenemos que mejorar. Hemos alcanzado esa cifra [tres goles], pero bueno, esperemos que no vuelva a suceder».

Tras el resultado, ¿es el Zamora un rival por encima del resto? «No lo sé, yo veo a mi equipo como el mejor de la categoría. El año pasado estuvimos a a tres puntos, hicimos un campeonato muy difícil de mejorar con 87 puntos en 38 jornadas. Nos faltó acierto en partidos que merecimos algo más. Siempre lo he dicho, no quiero menospreciar a nadie, pero para mí mi equipo es el mejor y quiero que sea campeón. Decirlo en la jornada 1 es atrevido, pero no soy de esconder las cartas. Prefiero decirlo claro y luego fracasar que ser más comedido y mandar un mensaje a la plantilla menos ambicioso de lo que yo soy».

González describió una semana atípica, con la derrota en el amistoso del martes ante La Granja, y subrayó la importancia del primer partido en casa, el domingo ante el Mirandés B. «Después de un mal resultado, es necesario volver lo más rápido posible a una victoria. El equipo no está contento. Obviamente, nos fuimos dolidos por la derrota, pero sabemos que hicimos un buen partido». El técnico habló de un «buen trabajo» y de «errores que no se pueden cometer» en la salida de balón que «es más fácil que se produzcan a principio de temporada». No se muestra preocupado por la disección de la derrota. «Lo importante cuando pierdes es detectar los errores y saber cómo corregirlos».

Por ello, defiende la filosofía de salir con el balón jugado desde atrás. «Son errores que en esta categoría tienes que intentar limitar al máximo, pero nosotros vamos a seguir creyendo en nuestra propuesta porque creo que es lo que beneficia a este equipo y nos va a hacer fuertes de aquí a final de temporada. Nos faltó acierto, pero eso no se entrena. No fue por no hacer ocasiones, pero ellos en cinco tiros a puerta metieron tres y nosotros, no».